jueves, 19 de enero de 2017

Gadafi nunca admitió bases militares extranjeras en Libia

Leonor Massanet Arbona

Tras escuchar tantas y tantas desinformaciones, sesgos y propaganda de guerra olvidamos la realidad, que por suerte está registrada. Me parece importante volver atrás en la historia para escuchar directamente las palabras de Gadafi y el sentir de la Jamahiriyah libia respecto a las supuestas negociaciones con Rusia.

Es cierto que un portaaviones ruso se ha detenido en aguas libias. Sin embargo, y una vez más, la propaganda de guerra occidental introduce sus sesgos para darle a la noticia el sesgo que les favorezca sin importar la verdad.

Tanto Rusia como los libios saben perfectamente quién es Khalifa Hafter y nadie se fía de él por tanto nadie está negociando con él porque no representa a nadie más que a los norteamericanos.

Los rusos han ido a observar y no a negociar, de momento, y menos con Hafter, aunque los medios occidentales digan lo contrario.

No es un secreto en Libia que Rusia habló al hermano líder Muammar Al-Gadafi muchas veces con la petición de abrir una base militar. Especialmente antes de los ataques de los Estados Unidos contra Libia en 1986 y después, no mucho antes de la intervención de la OTAN en 2011.

Los dos días de la visita secreta de Putin a Trípoli en 2008 se centraron en torno a la voluntad de Rusia de abrir una base militar rusa en las montañas verdes, al noreste de Libia.

Los términos incluidos en la protección total a Libia estaban basados en una inminente amenaza extranjera, específicamente de los Estados Unidos y, además, proveer de la última sofisticación militar y abastecer de todo lo necesario a las fuerzas armadas de Libia. El coronel Gadafi, después de la consulta con el GPC, denegó su oferta afirmando que:

“Es una cuestión de principios. Rusia es un aliado que respetamos y le deseamos lo mejor. Pero soy un revolucionario de principios y desde el comienzo mismo he hecho que este país sea plenamente independiente y soberano. No nos hemos quitado de encima a los Británicos y los Norteamericanos para traer a los rusos.

No tememos a los americanos, que nos han traicionado antes, así que si piensan venir, les digo que vengan. Vamos a estar aquí para luchar contra ellos, justo como estábamos antes. Pero no permitiré que se construya otra base militar en Libia a ningún precio. Cualquier cuestión que se refiere a la soberanía de Libia no está abierta a la negociación. Cualquier persona que necesite a otra gente para que los defienda y no pueda defenderse, no es digna de la vida”.

Fuente: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1326690337381601&set=a.480349578682352.127040.100001219412596&type=3&theater

1 comentario:

  1. Que asco da Rusia, vengándose luego en el Consejo de Seguridad. Como el traidor de Al Assad en revelar a la OTAN el escondite de Gadafi. O los mismos rusos que dicen haber creado el "milagro" de separar a los rebeldes moderados de los yihadistas, cosa que desmiente la propia población civil de Alepo...

    En fin, estos también tienen cosas feas, no al level de EEUU, pero tampoco son sacrificadas patrias internacionalistas, como algunos las entienden.

    Aprovechémonos de lo que pueda sernos útil de esos 2 países, y ayudémosles si podemos, contra el enemigo común. Pero nada más.

    ResponderEliminar