martes, 24 de enero de 2017

Estados Unidos traslada tropas a sus bases militares en las localidades controladas por el PKK

El periódico Daily Sabah informa que Estados Unidos está trasladando tropas a la base militar de Rymeylan, en la localidad siria de Hasaka, situada a 70 kilómetros de la frontera con Turquía y a 50 kilómetros de la de Irak y controlada por el PYD kurdo, la sucursal del PKK en el norte de Siria.

Por su parte, ayer el portal BasNews, que tiene su sede en Arbil, en el Kurdistán irakí, anunció la llegada de un gran número de tropas de las fuerzas especiales del Pentágono a la base de Tal Badr, también cerca de Hasaka, de donde han salido las kurdas del PYD para hacer sitio a las estadounidenses.

En 2015 el Pentágono instaló una base aérea en Rymeylan y otra en Harab Ishq, en Kobané, en marzo del año pasado. La primera la utilizan grandes aviones de carga, mientras que la segunda es para helicópteros.

Desde 2013 la base aérea de Rymeylan está bajo el control militar del PYD, lo mismo que la mayoría de los barrios de Hasaka y, naturalmente, la ciudad de Kobane, en la frontera con Turquía.

El Daily Sabah afirma que Estados Unidos tiene cerca de 800 militares en Rymeylan. A finales de diciembre la agencia turca Anadolu informó que Estados Unidos estaba acelerando el rearme del PKK-PYD antes de que Trump tomara posesión de la Casa Blanca.

Numerosos vuelos de aviones estadounidenses de carga han llegado a Rymeylan con suministros militares. Desde allí decenas de camiones y helicópteros, también de Estados Unidos, los reparten a los distintos frentes. La Radio Televisión Turca ha entrevistado a un trabajador de la base que ha participado en las labores de decarga.

El crecimiento de la actividad militar en la base de Rymeylan explicaría el ataque que llevaron a cabo las fuerzas kurdas contra las sirias durante el verano pasado.

En una entrada anterior ya consignamos la entrevista del embajador estadounidenses en Ankara, John Bass, en la que aseguraba que el imperialismo no prestaba un apoyo directo al PYD, ni en armas ni en municiones. Sin embargo, se ha detectado el paso de convoyes con armas estadounideneses, tanto por la frontera irakí de  Arbil, como por la siria de Qamichli, con destino a las tropas del PYD.

El rearme de las fuerzas del PKK-PYD confirma que dichas organizaciones kurdas, así como el Gobierno Regional Kurdo del norte de Irak, se están convirtiendo en uno de los puntales más importantes de los imperialistas en el corazón de Oriente Medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada