viernes, 16 de diciembre de 2016

Turquía puede ingresar en la Organización de Cooperación de Shanghai

Peter Korzun

El pasado 20 de noviembre el presidente turco Tayyip Erdogan dijo que Turquía no necesita unirse a la Unión Europea “a cualquier coste”. Por el contrario, podría llegar a ser parte del Shangai Cooperation Organization (SCO), denominado “Pacto de Shangai”. El dirigente turco declaró que ha discutido la ida con el presidente ruso Vladimir Putin y su colega kazajo Nusultan Nazarbayev.

El SCO es un grupo euroasiático político, económico y militar, fundado en 2001 en Shangai. Sus miembros son Rusia, China, Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán. Kazajstán, Kirguistán y Uzbekistán hablan lenguajes turcos.

India y Pakistán se convertirán en miembros de pleno derecho durante su próxima cumbre en Astana en 2017. Mongolia, India, Irán, Pakistán y Afganistán son miembros observadores. En 2013 Turquía consiguió el status de “socio aspirante”. Otro país con el mismo status es Bielorrusia. Esos dos países tienen acceso a participación en conversaciones a nivel ministerial y otras reuniones del SCO, pero sin derecho a voto.

Turquía solicitó de forma oficial ser miembro de la Unión Europea en 1987 y las conversaciones para su entrada comenzaron en 2005. Su deseo de formar parte del bloque se remonta a los años 60, pero sus perspectivas de unión parecer disminuir tras once años de negociaciones, siendo los derechos humanos un asunto causante de divisiones.

La Unión Europea ha incrementado sus críticas hacia Ankara desde el fracasado intento de golpe del pasado 15 de julio, declarando que sus leyes antiterroristas se estaban aplicando demasiado extensamente. Luxemburgo y Austria, así como algunos legisladores europeos hicieron un llamamiento para paralizar las conversaciones de entrada con Turquía o castigarla con otras sanciones.

Por su parte, Turquía se siente frustrada con su largo “impasse” respecto a la entrada en la UE. Ankara ha acusado a la Unión Europea de tratar al país de forma diferente en el tema de su intento de asociación y en el desbloqueo de los fondos que prometió desembolsar según el acuerdo sobre los refugiados. Turquía planea volver a la implantación de la pena de muerte; ese movimiento convertirá en algo imposible el acceso a la Unión. Erdogan planea convocar un referéndum sobre el futuro de la oferta de adhesión turca.

El acceso de Turquía al SCO sería un hito, uniendo la organización y el Consejo de Cooperación de Estados de Lenguas Tucas (CCTS, siglas en inglés), organización internacional que comprende Azerbaiyán, Kazajstán, Kirguistán y Turquía. Su secretariado general está en Estambul, y Turquía, Turkmenistán y Uzbekistán son posibles futuros socios del Consejo. La organización internacional también funciona como un paraguas para otras colaboraciones, como la Asamblea Parlamentaria de Países de Lenguas Turcas (TURKPA), la Organización Internacional de Cultura Turca (TURKSOY) y la Academia Turca.

Desde su establecimiento en 2009, el CCTS ha hecho significativos progresos en la institucionalización de las interacciones. El 6º Encuentro de Jefes de Estados del Consejo Turco se espera  que tenga lugar a finales de año en Cholpon-Ata, Kirguistán.

La declaración del presidente Erdogan es otro signo del desplazamiento de Ankara desde Occidente hacia otros socios. Por ejemplo, acaba de anunciar en sus conversaciones con Rusia la compra del avanzado sistema de defensa aérea S-400 para proteger sus cielos. También persigue acuerdos en sistemas electrónicos, municiones y tecnología de misiles. El general Hulusi Akar, jede del Estado Mayor de las fuerzas armadas turcas visitó Rusia este mes, para discutir la cooperación militar.

Durante la visita de dos días de Erdogan a Pakistán el 16 de noviembre, el editor de un diario progubernamental dijo que el país necesita desarrollar su propia defensa nuclear. Puede ser expresión de su opinión personal, pero confirma la tendencia general de la reorientación de distancia turca del concepto de seguridad cooperativa  de la OTAN bajo el paraguas de Estados Unidos.

Durante la cumbre del 9 de agosto en San Petersburgo, Rusia y Turquía firmaron una declaración de asociación inédita en la industria de defensa. Las partes también acordaron formar una alianza militar y de inteligencia para coordinar sus actividades en Oriente Medio. La cooperación económica ruso-turca se espera que realice más progresos con la recuperación del proyecto de gaseoducto Turkish Stream.

Debe destacarse que fue Rusia y no Estados Unidos ni cualquier otro país de la OTAN el primer país en ser visitado por el presidente turco tras el fallido golde de Estado.

A finales de octubre, China y Turquía también celebraron un encuentro comercial en Estambul, firmando un total de 36 nuevos acuerdos, cuyo valor asciende a 300 millones de dólares. Debido a su situación geográfica, Turquía tiene un papel crucial en la ejecución del proyecto  One Belt One Road chino, la nueva “ruta de la seda”. De nuevo toma su posición con inversor clave y socio cooperador, que ayudará a unir el Este y el Oeste. Se ha aupado al puesto 17º de las mayores economías mundiales, y es un destino cada vez más importante para el comercio y las inversiones. Actualmente, China es el tercer mayor socio de Ankara, con unos intercambios cifrados en 28.000 millones de dólares. Turquía es también popular entre los turistas chinos, y las relaciones culturales entre los dos países están en desarrollo.

El ministro de Comercio turco, Bulent Tufenkci, anunció en enero que el país ahora persigue triplicar el comercio con Irán, observador del grupo SCO hasta unos 30.000 millones, “tan pronto como sea posible”.

El gradual desplazamiento de Occidente a Eurasia y otros socios es parte de un proceso más amplio, a medida que ese Occidente se debilita y divide. La propia noción de “unidad occidental” esta desapareciendo. Nada extraño es que a medida que sus relaciones con Occidente se agrian, Turquía este accediendo a otros polos. El sucesivo avance de Ankara hacia la integración con el SCO facilitará la política extranjera multidimensional de refuerzo del papel de Ankara en el mundo.

Fuente: http://www.strategic-culture.org/news/2016/11/22/major-foreign-policy-shift-turkey-abandoning-eu-sco.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario