sábado, 3 de diciembre de 2016

Siguen las denuncias de manipulación electoral de las redes sociales

Si alguna vez existió, la neutralidad de la red ya se ha acabado. La campaña de censura emprendida por Google y Facebook con la excusa de una supuesta “guerra” contra los bulos y falsas noticias falsas que circulan por las redes sociales puede hacer que los usuarios e incluso sus propias trabajadores busquen alternativas en otras empresas.

Los monopolios informáticos siguen afinando sus algoritmos para que, sobre todo en época electoral, los buscadores pongan los resultados “políticamente correctos” en el primer escalafón... a costa de etiquetar a ciertos sitios de noticias alternativos y ponerlos en la lista negra.

Hay mucho dinero por medio. Una gran parte de los medios digitales obtienen sus ingresos por publicidad del tráfico que les conducen los buscadores y las redes sociales por medio de enlaces.

Tres trabajadores de Facebook han denunciado de manera anónima al New York Times el apaño de los algoritmos con fines de manipulación y de generación de tráfico “políticamente correcto” y “trending topic” a la carta.

La multinacional de Mark Zuckerberg ha ensayado sus nuevos algoritmos en Pakistán, Rusia y Turquía, donde ha borrado del mapa 55.000 perfiles, una cifra que se multiplicará exponencialment“Actualmente nuestro objetivo es ayudar a las empresas chinas y conquistar mercados fuera de China utilizando nuestra plataforma publicitaria”e si llega a un acuerdo con el gobierno chino.

En un comunicado oficial, Facebook ha reconocido su interés por el mercado chino, pero asegura que aún no ha llegado a un acuerdo con el gobierno de Pekín. “Actualmente nuestro objetivo es ayudar a las empresas chinas y conquistar mercados fuera de China utilizando nuestra plataforma publicitaria”, dice el comunicado.

Mientras tanto, en Estados Unidos algunos siguen asegurando que durante las últimas elecciones algunos buscadores y redes sociales se alteraron para condicionar el voto los usuarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada