miércoles, 21 de diciembre de 2016

Ha caído la nieve sobre el desierto del Sáhara

El lunes cayó una nevada en una ciudad ubicada al norte del Sáhara, un lujo que no muchos países europeos experimentan en Navidades.

Las fotos captadas por el fotógrafo aficionado Karim Bouchetata en la ciudad argelina de Ain Sefra, reflejan este fenómeno natural, que por última vez fue registrado en la zona en febrero de 1979, cuando una tormenta de nieve, que duró poco más de media hora, sorprendió a los residentes.

Ocurrió en la frontera de Libia con Argelia y Túnez. Allí se situó una bolsa de aire frío que provocó una nevada tal que “paralizó el tráfico de algunas poblaciones”, según apuntaron algunas crónicas de la época.

Esta vez la nieve permaneció durante todo el día antes de derretirse. “Todo el mundo estaba sorprendido de ver caer nieve en el desierto, que es un fenómeno muy raro. Parecía increíble cómo la nieve se posó en la arena”, comentó el autor de las imágenes al periódico británico Mirror.

En los desiertos los días suelen ser muy cálidos, con temperaturas que pueden llegar a los 50 grados, pero las noches son bastante frías, con mínimas que pueden situarse por debajo de los 0 grados. En determinadas situaciones, coincide la llegada de mucho aire frío con humedad, dando lugar a precipitaciones, que de forma excepcional pueden ser en forma de nieve.

Este fenómeno podría tener alto valor científico. El desierto del Sáhara es el más cálido del mundo, por lo que algunos creen que se confirma la tesis de que el planeta en el que vivimos no sólo no se calienta sino que se enfría cada vez más, hasta el punto de que estamos en vísperas de una nueva edad del hielo.

Otra hipótesis predice que en 15.000 años el desierto del Sáhara volverá a ser verde.


1 comentario: