domingo, 18 de diciembre de 2016

¿Están locos estos romanos?

Bianchi

Como se preguntaba Obélix en la irreductible aldea gala sobre los soldados de Julio César. En los tiempos en que ETA estaba operativa, un alijo de armas de la organización vasca por parte de la policía española se presentaba mediáticamente con timbales y fanfarrias acerca del "durísimo golpe a los arsenales de la banda terrorista...", etc. Normal, dentro de la "lógica" de un Estado opresor. Lo que ya no tiene ninguna lógica es que estando la organización clandestina vasca inactiva e inoperante desde hace cinco años y proclamando a los cuatro vientos su voluntad UNILATERAL de entregar, sellar y/o destruir sus arsenales armamentísticos, vaya el Gobierno español -da igual su pelaje- (con la colaboración del francés) y obstaculice la disposición sincera de una parte a entregar las armas. ¿El mundo al revés? ¿Se han vuelto locos? Eso podría parecer a juzgar por la operación policial galo-española habida en Luhuso (en Iparralde o País Vasco-Francés) con la detención de cinco personas muy conocidas en Euskadi Norte por sus actividades sociales absolutamente públicas y desinteresadas que venían a ser una especie de "facilitadores" o "conseguidores" de la entrega efectiva de armas de ETA presentándolos poco menos que como, militantes de ETA y el operativo como una operación anti-ETA. Unos entregan un lote de armas, otros lo verifican y facilitan y el ministro español del Interior dice que se trata de "una acción PROPAGANDÍSTICA (mayúsculas mías) de entrega de armas". Con ETA actuando era un éxito descubrirles zulos con armas y explosivos; ahora, con una ETA inoperante que entrega las armas, el Gobierno lo obstaculiza porque resulta que es "propaganda". ¿Qué está pasando? No lo sabemos a ciencia cierta, pero desde luego, zumbados no están. Otra cosa es la proverbial torpeza política española.

Se nos ocurre que el Gobierno español no quiere intermediarios entre ETA y él. Ya pasó con la llamada Comisión Internacional de Verificación de entrega de armas (que por poco no acaban en la Audiencia Nazional), y ahora con estas últimas detenciones. Cualquiera que lo intente desde eso que se llama "sociedad civil" se lo pensará dos veces antes de dar un paso. Pero creemos que lo fundamental es transmitir un mensaje muy claro: nos importa un güevo y la yema del otro la entrega de las armas, algo meramente simbólico con una ETA inactiva (las armas se oxidan si no se usan), porque lo que queremos realmente es la victoria que pasa, naturalmente, por su derrota militar, pero no sólo esto, sino que también queremos que la "banda terrorista" pida perdón por el mal causado, arrepentimiento, propósito de la enmienda y que se arrodillen, como pide el catecismo del Padre Astete: "arrepentidos los quiere el Señor".

En otras palabras, y en lenguaje militar, implantar la lógica de "vencedores y vencidos", único idioma que entiende el fascismo español. Y encima si se lo ponen a güevo con eso de la UNILATERALIDAD, los nuevos tiempos, ciclos y el Adviento del Séptimo Día, pues...

Por otra parte, ¿cómo se puede pedir el desarme total a alguien sin tocar el tema de los presos? Pues se puede, ya lo vemos. Con una ETA activa Aznar llegó a hablar del MLNV (Movimiento de Liberación Nacional Vasco); con una ETA inoperante, ¿de qué van a hablar? ¿de la entrega de armas? No, mejor de entonar la palinodia, de la rendición sin paliativos. Vercingetórix, el galo, entregó sus armas delante de un victorioso César, pero no lo humillaron, señal de un gran político como César. ETA (p-m) abandonó las armas sin que el Gobierno le pidiera nada a cambio, sin obligarles a nada. Ahora no, ahora el fascismo aprende, sobre todo, repetimos, si le ponen las carambolas como a Fernando VII...

Buenos días.

3 comentarios:

  1. Podría hasta darse la circunstancia,se me ocurre,de que -ante el aparente cerrilismo español- fueran círculos del entorno abertzale,o afines a ellos,lo que han dado en llamar "sociedad civil",quienes apremien a ETA a que se desarme de una puta vez y sin ninguna clase de condición incluida la situación de los presos políticos suyos,aparte de refugiados,exiliados y deportados,que también los hay,y no pocos.
    Si fuera algo así de retorcido,el Gobierno español se vería objetivamente beneficiado estando de brazos cruzados mientras son otros -la "sociedad civil"- quienes hacen el trabajo (semisucio) de decirle a la Organización "separatista" (como le llamaba la prensa anglosajona hasta ayer) vasca que entregue las armas y,acto seguido,se disuelva como un azucarillo,como ya anuncia un diario local.
    "Maquiavelismo" se llama -injusta e impropiamente- esto.Espero no estar dando ideas.
    Bianchi.

    ResponderEliminar
  2. ¿QUIEN ES EL BIANCHI ESE'
    por casualidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ Y a ti qué te importa?

      Eliminar