sábado, 3 de diciembre de 2016

El primer atentado contra Duterte es un aviso para navegantes

Rodrigo Duterte, Presidente de Filipinas
Como ya anunciamos hace ya un mes, el Presidente de Filipinas Rodrigo Duterte es carne de atentado a causa del cambio en el rumbo de la política exterior que ha anunciado. El miércoles se produjo una explosión, la primera, para tratar de acabar con su vida. En la explosión 9 personas resultaron heridas, 7 escoltas de Duterte y 2 soldados. Los primeros indicios apuntan a que los autores forman parte de Maute, un grupo islamista afiliado al Califato Islámico.

La explosión se produjo en el sur del país, cuando pasaba por las cercanías un camión portando a la escolta del Presidente que preparaba la visita del nuevo dirigente del país. El equipo de seguridad aconsejó al Duterte que no se acercara al lugar de la explosión, pero el Presidente no quiso posponer su viaje.

La región sur es el campo de operaciones de la guerrilla Maute, contra la que la policia desató una redada deteniendo a 300 personas en la ciudad de Butig, en Lanao del sur. El lugar fue liberado en febrero por el ejército, después de haber caído en poder del movimiento islamista.

Otras fuentes aseguraron que tras el atentado el ejército había dado muerte entre 19 y 35 miembros de dicha organización.

El lunes se produjo otra explosisión en pleno centro de Manila, a unos 200 metros de la embajada de Estados Unidos, lo que ha conducido a Duterte a declarar el estado de urgencia en todo el país.

El grupo Maute es uno de los que se han alzado en armas en la isla de Mindanao y el sur de Filipinas donde la mayor parte de la población es islamista.

Recién elegido Presidente, Duterte ha anunciado que Filipinas ha dejado de ser un vasallo fiel de Estados Unidos y ha iniciado un acercamiento a China.

Más información:
- Filipinas revisa su alianza con Estados Unidos y bascula hacia China

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada