sábado, 19 de noviembre de 2016

Reporteros Sin Fronteras otorga el Premio Libertad de Prensa a un yihadista de Al-Nosra

El periodista premiado con el clérigo salafista
Un departamento del Tesoro estadounidense, la OFAC (Oficina de Control de Propiedades Extranjeras), acaba de adoptar las nuevas medidas impuestas por Obama contra el Frente Al-Nosra que ya anunciamos para impedir el reclutamiento y financiación de la filial de Al-Qaeda en Siria (1).

Además, la OFAC ha dado los nombres y apellidos de cuatro dirigentes de la organización salafista, poniéndolos en la picota e -implícitamente- llamando a su asesinato: Abdallah Muhammad Bin-Sulayman Al-Muhaysini, Jamal Husayn Zayniyah, Abdul Jashari y Ashraf Ahmad Fari Al-Allak.

Por su parte, la Secretaría de Estado, por fin, ha reconocido que el nuevo nombre Jabhat Fath Al-Sham es el mismo Al-Nosra, por lo que la organización ha entrado en el listado de terroristas y, además de los ataques sirios y rusos, padecerá los de Estados Unidos (o eso cabe esperar).

Al primer nombre de la lista, Abdallah Muhammad Bin-Sulayman Al-Muhaysini, le acusan de actuar por cuenta de Al-Nosra. No es sirio sino saudí; le llaman “el nuevo Bin Laden” porque se ha convertido en el alma ideológica de la organización. En la foto se le ve a la izquierda en compañía de Hadi Abdullah, que se hace pasar por “periodista”. Es el responsable de propaganda de la organización y por eso posa en la foto en compañía de su jefe espiritual.

Para vergüenza de la humanidad entera, el “periodista” Abdullah acaba de recibir el Premio de la Libertad de Prensa 2016 que le ha otorgado Reporteros Sin Fronteras (2), posiblemente la ONG más desvergonzada de las muchas que existen en el mundo, que van a quedar con el culo al aire, sobre todo si Obama (y Trump después) siguen tirando del hilo.

Tras ellos van a quedar en la misma situación sus valedores, los medios de comunicación, y también aquellos países que han atacado directa e indirectamente a Siria, especialmente Arabia saudí, los países del Golfo y la misma Liga Árabe.

No sabemos si la CIA llevará a cabo las ejecuciones de sus peones yihadistas que le ha encomendado Obama. Es como si le ordenaran pegarse un tiro en el pie. Tampoco estamos seguros de que, si se lo han ordenado, las lleve a cabo porque en Oriente Medio parece que se impone la estrategia del Pentágono.

Todo ejército derrotado acaba en desbandada. En el caso de Siria su suerte es la de matarse los unos a los otros.

(1) https://www.treasury.gov/press-center/press-releases/Pages/jl0605.aspx
(2) https://rsf.org/en/news/2016-rsf-tv5-monde-press-freedom-prize-prize-awarded-syrian-and-chinese-journalists-website

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada