lunes, 7 de noviembre de 2016

Los mensajes más secretos de Hillary Clinton los imprimía el ama de llaves

Ayer el diario estadounidense New York Post informó de que, siendo secretaria de Estado, Hillary Clinton, recibía por correo electrónico documentos confidenciales de sus asesores del Departamento de Estado y luego los enviaba a su empleada doméstica para que se los imprimiera.

Marina Santos, de origen filipino, fue contratada para cuidar la casa de los Clinton en Washington y, según el FBI, entre 2011 y 2012, manejó borradores de discursos e informaciones confidenciales.

“Por favor, pide a Marina que imprima para mí todo lo mencionado”, decía un correo electrónico de Clinton dirigido a su asesora Huma Abedin respecto a un documento de 2011 marcado como confidencial.

Marina Santos también pudo acceder a una sala secreta llamada SCIF que los funcionarios diplomáticos de seguridad establecieron en la ciudad británica de Whitehaven. A pesar de que Santos no tenía la autorización, entró dentro del SCIF para recoger documentos de un fax confidencial y dárselos a Clinton, dice el FBI.

El FBI señala que periódicamente Clinton recibía el Informe Diario Presidencial ―un documento secreto preparado por la CIA y otros centros de inteligencia estadounidenses― a través de un fax confidencial.

El Departamento de Estado también ha criticado el uso de un servidor privado de correo electrónico por Hillary Clinton cuando estaba al frente de la diplomacia de Estados Unidos. Clinton ha sido acusada de negligencia en el manejo de datos clasificados. De los 30.000 correos del Departamento de Estado analizados por el FBI, 110 contenían información clasificada.

La reapertura de la investigación sobre los correos electrónicos de Clinton no le ha sentado bien a la candidata demócrata ni a su equipo de campaña, que arremetió contra el director del FBI, James Comey.

Una candidatura muy completa para la Casa Blanca

No hay comentarios:

Publicar un comentario