miércoles, 16 de noviembre de 2016

La victoria de Trump pone a la OTAN en un estado de pánico declarado

En una entrevista a la agencia de noticias Associated Press, Dimitri Peshkov, el portavoz del Kremlin, ha sugerido que para mejorar las relaciones con Estados Unidos, la OTAN debería retirar a una “distancia prudencial” las tropas que ha situado al borde mismo de las fronteras rusas en los países bálticos y Polonia.

Desde el Kremlin le piden a Trump un pequeño gesto, siquiera simbólico, para preparar una cumbre con Putin en condiciones favorables para llegar a un acuerdo entre ambas partes.

Han bastado unas mínimas y elementales palabras para que la OTAN haya pasado del estado de nervios al de pánico, lo que se ha puesto de manifiesto con unas revelaciones de la revista alemana Der Spiegel según las cuales, tras la victoria electoral de Trump, la OTAN ya esta preparando planes para reorganizar sus fuerzas, “si Estados Unidos retira sus fuerzas de Europa”.

Pero no está tan claro que Trump nos de la enorme alegría de marcharse de Europa y cerrar Ramstein, Rota o Morón de la Frontera, entre otras bases militares. Posiblemente pretenda reestructurar la alianza imperialista y, como ha prometido, que los demás pongan más dinero encima de la mesa para sostener la gigantesca maquinaria militar del imperialismo.

El Secretario General de la OTAN, el noruego Jens Stoltemberg, ya ha admitido la posibilidad de que el nuevo gobierno de Trump ordene una retirada de las tropas de Estados Unidos, o al menos una reducción en el número de efectivos, lo que sería muy lógico si Trump quiere rebajar la tensión con Rusia.

Pero hay grupos de presión e intereses muy poderosos que no quieren ni pensar siquiera en esta posibilidad, por lo que agitan las calles de Estados Unidos en una movilización que se parece mucho a las “revoluciones” de colores y a ciertas primaveras que conocimos, en las que, como ha dicho Giuliani, el antiguo alcalde de Nueva York, participan “los profesionales de la protesta”, las ONG, los reformistas y los oportunistas de todos los pelajes.

Hay quien habla de “golpe de Estado” contra Trump y quien habla de un posible asesinato también. Alguien llamado Elijah Berg ha tenido una ocurrencia original que puede rescatar del desastre a los enemigos de Trump: un pucherazo electoral como el que hicieron en 2000 para elegir a Bush.

El plan es el siguiente: consiste en aprovechar que las elecciones no son directas sino que se eligen compromisarios, para lograr que quienes deben votar por Trump voten por Clinton. Para ello Berg ha recurrido al método favorito de la desestabilización moderna, las redes sociales, donde ha recogido cuatro millones de firmas en MoveOn.org, uno de esos tinglados financiados por Soros. Sí, el mismo, el omnipresente Soros. Se espera que a este ritmo la campaña obtenga en diciembre veinte millones de firmas.

La petición se apoya sobre un argumento de peso: Trump ha cosechado menos votos que Clinton, pero el recuento no ha terminado aún, ya que faltan por contar siete millones, entre ellos los militares que están repartidos por todo el mundo, que votarán por Trump, según todas las estimaciones. Pero aún tienen margen para el pucherazo.

Otro argumento de peso es que, según un estudio, en las elecciones han votado tres millones de inmigrantes ilegales que no podían ejercer ese derecho y, según las suposiciones, han votado a favor de Clinton. Como ya hemos expuesto en otra entrada, en muchos Estados los colegios electorales no exigen que los votantes se identifiquen en el momento de depositar el voto en la urna, por lo que los pucherazos son muy corrientes.

En el colmo del delirio contra Trump ha habido iniciativas muy pintorescas, como la aparición de movimientos independentistas en California, Oregón (1), Nevada, Alaska, Washington e incluso en Hawai, donde el secesionismo viene de atrás.

En Estados Unidos no sólo se están preparando grandes protestas para el 20 de enero, cuando se produzca el transpaso de funciones. Este fin de semana hay convocado lo que algunos califican como un “consejo de guerra” (2), encabezado por Soros para impedir que tal transpaso se produzca.

(1) http://www.oregonlive.com/politics/index.ssf/2016/11/after_trump_victory_oregonians.html
(2) http://www.politico.com/story/2016/11/democrats-soros-trump-231313

No hay comentarios:

Publicar un comentario