domingo, 20 de noviembre de 2016

La Audiencia Nacional arremete también contra el Frente Polisario

El dirigente polisario Brahim Ghali
El jueves la Audiencia Nacional citó a declarar como imputado al secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, que no acudió al requerimiento ya que no se encontraba en España.

El juez José de la Mata decidió citarlo al conocer su participación en la Conferencia Internacional de Apoyo y Solidaridad con el Pueblo Saharaui de Barcelona, prevista para el mismo jueves, pero no asistió a la reunión.

La Audiencia Nacional no tiene constancia de que el dirigente palestino se encuentre en territorio español y tampoco se le ha podido notificar la citación, ya que desconoce su paradero actual.

En noviembre de 2012 la asociación Asadeh (Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos) presentó una querella contra 28 miembros del Frente Polisario y altos cargos del gobierno argelino por genocidio y torturas a la población saharaui refugiada en Tindouf.

Desde entonces la causa se archivó en dos ocasiones por la imposibilidad de localizar a los querellados pero el jueves el juez De la Mata citó a Ghali al tener conocimiento de su posible presencia en la conferencia.

Entre los denunciados figuran el ex director general de la seguridad militar del Polisario y responsable de las relaciones con la ONU en Nueva York, Mohamed Jadad; el agregado militar en la Embajada de Argelia en Mauritania, Nabil Kadour, y el embajador de Argelia en Rabat, el general Omari.

La querella denunciaba el trato sufrido en Tindouf en los años 80 del siglo pasado, cuando España se retiró de la colonia, “por los prisioneros de guerra, así como por los propios ciudadanos saharauis, especialmente por los de origen español, en manos del Frente Polisario”.

El Frente Polisario habría llevado a cabo “una campaña para eliminar a las élites saharauis de origen español con la intención de romper los vínculos entre las distintas tribus y sus autoridades naturales, al objeto de obtener un dominio más directo y efectivo sobre toda la población saharaui refugiada en sus campamentos”.

La querella presentada a la Audiencia Nacionala segura que la dirección del Frente Polisario inició “una campaña para eliminar a las élites saharauis de origen español con la intención de romper los vínculos entre las distintas tribus y sus autoridades naturales al objeto de obtener un dominio más directo y efectivo sobre toda la población saharaui refugiada en sus campamentos”.

Una de las víctimas que la querella utiliza como testigo es un espía al servicios de los colonialistas españoles al que el Frente Polisario encarceló de 1974 a 1980.

La Audiencia Nacional y su jurisdicción extraterritorial pone de manifesto su defensa del colonialismo, con la excusa de la llamada “justicia” universal con la que se lavan la cara los imperialistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario