jueves, 10 de noviembre de 2016

El último crimen de Obama lo ha cometido lanzando gases tóxicos contra Alepo

El comandante en jefe de las fuerzas de comando del Ejército de Siria en Alepo, el general Mohammad Al-Hajj, reveló que tras el fracaso de la dura ofensiva desencadenada por Al-Nosra la semana pasada en la ciudad, en la que murieron 850 milicianos salafistas, Estados Unidos ordenó a sus mercenarios recurrir a los gases tóxicos contra los civiles.

El general sirio añadió: “Estados Unidos se ha aprovechado de la pausa de los bombardeos rusos para rearmar a los terroristas del Frente Al-Nosra, pero el Ejército sirio vigila de cerca todas sus actividades. Disponemos de informaciones sobre las actividades de los terroristas al oeste de Alepo. Incluso estuvimos al corriente del momento exacto en el que los terroristas tenían intención de desencadenar su ofensiva. En resumen, estábamos preparados para rechazar el ataque. En realidad, lo que se ha producido es consecuencia directa de la tregua, de la que se están beneficiando los terroristas y sus patrocinadores”.

Según el general, el objetivo de la ofensiva era claro: “Con su ataque los terroristas buscaban abrir una brecha en los barrios del este de Alepo, pero el Ejército sirio pudo rechazar a tiempo la ofensiva sin haber sido sorprendido. Casi 10.000 terroristas, secundados por un convoy de 20 coches bomba se lanzaron al asalto de nuestras posiciones, pero 12 de sus 20 vehículos fueron destruidos en la primera hora de los combates. Más de 20 grupos terroristas, 15 de ellos encabezados por Jaysh Al-Fatah, participaron en este operativo. La ciudad de Minan ha sido recuperada a los terroristas y el lunes el Ejército sirio entró en Zahiya Al-Assad, que será proclamada como ‘zona segura’ en las próximas horas. Nuestra contraofensiva ha recibido el apoyo de nuestros aviones Sujoi, que han bombardeado violentamente las vías de comunicación de los terroristas en Idlib y la frontera turca”.

“La táctica del Ejército nacional -añadio Al-Hajj- consiste en dejar a los terroristas infiltrarse primero en una localidad antes de cercarlos y aniquilarlos. En el transcurso de su operativo al oeste de la ciudad, los takfiristas creyeron en su victoria antes de darse cuenta de la trampa. Más de 1.300 de ellos murieron, de los cuales 20 eran altos dirigentes, lo que significa que casi han perdido el 20 por ciento de sus fuerzas sin obtener la menor ganancia militar”.

Finalmente, el general sirio denunció el contraplan estadounidense para paliar la retirada: “Tras la derrota, los americanos dieron orden a sus mercenaarios de gasear a la población civil. Los terroristas saben perfectamente que a causa del viento, el gas tóxico es incontrolable una vez expandido por el aire. Por ese motivo rechazaron utilizarlo en el campo de batalla, para evitar que no alcanzara a sus propios efectivos”.

1 comentario:

  1. Excelente información que descubrimos hace poco tiempo. Mucha de ella, la divulgamos por muchos lugares.
    Les recomendamos la página web siguiente: www.ojosparalapaz.com

    saludos

    ResponderEliminar