viernes, 11 de noviembre de 2016

El humor francés contra la policía aquí es impensable



El manifestante lleva una camiseta en la que se puede leer: “No a la ley del trabajo”. En la pancarta pone “¡La policía asesina!” y al mismo tiempo grita “Justicia para las víctimas de la po...”

No puede terminar la frase porque el policía le golpea con la porra en la cabeza y en un francés nada académico le dice en traducción muy libre por nuestra parte: “Una cosa por la otra: ¡no haces más que golpearme la cabeza con tus consignas!” añadiendo acto seguido: “¡Sucio izquierdista!”

Ese humor aquí es impensable por dos motivos: 1) la policía no pega a los manifestantes, 2) aún en el supuesto hipotético de que ocurriera alguna vez, los tribunales no permitírían un chiste así, cerrarían el periódico y meterían a los humoristas en la cárcel.

Por eso en España no hay presos políticos, ni de conciencia (en realidad ni siquiera hay conciencia de ningún tipo).

¿Pillan Ustedes la diferencia? España es un país democrático y Francia no lo es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada