viernes, 14 de octubre de 2016

Un preso de Guantánamo fue torturado y violado por la CIA durante tres años

Mustafa Al-Hawsawi, un ciudadano saudí de 48 años acusado de planear los ataques del 11-S, se debe someter hoy a una cirugía rectal por una lesión infligida mientras estaba secuestrado por la CIA en el campo de concentración de Guantánamo, informa el periódico “Miami Herald”.

El preso saudí fue secuestrado en Pakistán en 2003 y antes de ser trasladado a Guantánamo tres años después, estuvo custodiado por la CIA en una de sus cárceles secretas, donde fue torturado y violado cobardemente.

En Estados Unidos se enfrenta a la pena de muerte si finalmente le condenan haber participado en los ataques del 11-S.

“El señor Al Hawsawi fue torturado en los ‘pozos negros‘, donde fue sodomizado”, ha afirmado el abogado del saudí, Walter Ruiz. “Continúa bajo dolor, con problemas para defecar, necesita reinsertar su recto cada vez que hace sus necesidades”, añadió Ruiz.

Durante los tres años que permaneció secuestrado por la CIA perdió 20 kilos de peso y ahora en las sesiones preparatorias del juicio el detenido ha tenido que usar una almohada para sentarse.

La investigación de la Comisión de Inteligencia del Senado de Estados Unidos sobre las torturas en las prisiones secretas de la CIA, conocidas como “pozos negros”, obligó a que Al-Hawsawi fuera sometido a “exámenes rectales que se realizaron con fuerza excesiva”.

Tras una exploración médica practicada en diciembre de 2014, al secuestrado le fueron diagnosticadas hemorroides crónicas, una fisura anal y prolapso rectal.

Según su abogado, Al-Hawsawi se someterá hoy, durante la audiencia previa al juicio, a una cirugía anal en el hospital que hay en Guantánamo, donde aún permanecen secuestrados 61 presos que no han sido juzgados a pesar de haber transcurrido 15 años de los atentados del 11-S.

En total, 780 personas han sido secuestradas y encarceladas en Guantánamo desde los atentados. Aunque Obama prometió cerrar el campo de concentración, ha acabado su mandato sin cumplir la promesa que realizó a sus electores.

El Senado redactó un informe secreto de 6.700 páginas sobre las torturas de la CIA en las cárceles que mantiene ocultas en varias parte del mundo.

Un resumen del documento fue desclasificado en 2014 y revela que Al-Hawsawi fue sometido a interrogatorios con técnicas brutales, como la simulación de ahogamiento y violaciones rectales que le han destrozado el ano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario