domingo, 23 de octubre de 2016

Marruecos colaboró con Israel en la Guerra de los Seis Días contra los ejércitos árabes

Hasan II de Marruecos con Nasser
Un antiguo dirigente de la inteligencia militar israelí, Shlomo Gazit, acaba de confirmar la colaboración de Marruecos con Israel en 1967 durante la Guerra de los Seis Días contra los ejércitos árabes.

El 5 de octubre de 1967 Israel lanzó un feroz ataque militar contra Egipto, bombardeando los aeródromos militares y destruyendo casi todos sus aviones de combate. La agresión fue posible gracias a las informaciones que suministró Marruecos a Israel, traicionando sus vínculos con los demás países árabes.

Durante la Guerra, Israel arrebató la franja de Gaza y la Península del Sinaí a Egipto, Cisjordania y Jerusalén este a Jordania y los altos del Golán a Siria.

En 1965 el rey de Marruecos, Hassan II, autorizó que los servicios secretos de Israel, tanto al Mosad como al Shin Bet, ocuparan una planta entera del hotel Casablanca, hoy llamado Hyatt Regency, para grabar en secreto una reunión de los delegados de la Liga Árabe.

Temiendo que los espías israelíes fueran descubiertos por sus invitados árabes, permitió que ocuparan la planta el día anterior a la reunión.

Los espías estuvieron dirigidos por Rafi Eitan, que a su condición de oficial de inteligencia unía la de político. A sus órdenes intervino Peter Zvi Malkin, un conocido espía del Mossad, muy conocido en su país.

En una nota de servicio enviada a Levi Eskhol, entonces primer ministro israelí, Meir Amit, el director del Mossad entonces, describe la operación marroquí como una de las mayores hazañas de los servicios de inteligencia.

Los dirigentes árabes habían convocado en secreto la reunión e iban acompañados de sus jefes militares y de inteligencia para discutir si sus ejércitos estaban preparados para hacer la guerra a Israel. Cada uno expuso detenidamente sus posibilidades, que fueron cuidadosamente registradas por los espías israelíes, que las transmitieron a la Dirección de Inteligencia Militar de su ejército, que las tradujo al hebreo.

Gracias a la información obtenida, Israel pudo prepararse cuidadosamente y empezar la guerra con una enorme ventaja militar. Supieron que las fuerzas árabes no sólo no estaban unidas sino que muchas de sus unidades militares tampoco estaban preparadas.

Tras esta operación de espionaje, a Shlomo Gazit le nombraron jefe de la inteligencia militar. Pero en octubre de 1973, durante la Guerra de Yom Kippur, el espionaje israelí no tuvo un cómplice tan cualificado como el rey Hassan II de Marruecos, que llegó a cambiar de chaqueta, participando junto a Egipto y Siria en la guerra contra Israel, que estuvo a punto de sucumbir.

La supervivencia del su ejército y, por lo tanto, la salvación del Estado de Israel, fue posible gracias a la intervención de los submarinos de los imperialistas.

Fuente: https://ledesk.ma/2016/10/19/guerre-des-six-jours-un-historien-israelien-dedouane-hassan-ii-et-pointe-la-responsabilite-doufkir/


2 comentarios:

  1. Pues no se, Marruecos habrá hecho lo suyo. Pero teniendo en cuenta que la guerra de los 6 dias más bien fue de 6 horas los datos mas bien debían de ser propios o del mismo Egipto.
    Que era la hora del desayuno lo sabrían todos, ¿Quien sabía que Amer estaba en el aire y por propia seguridad el servicio antiaereo estaba en stand by?

    ResponderEliminar
  2. Si Hassan II mató a su propio padre para ocupar su trono pudo traicionar a culaquiera.

    ResponderEliminar