jueves, 6 de octubre de 2016

Ha sido el servicio secreto quien ha desencadenado la crisis del PSOE

Hoy una noticia de Diario 16 apunta acertadamente al CNI como motor de la desestabilización de Pedro Sánchez de la dirección del PSOE.

Como toda información, lleva su propia cortina de humo, según la cual el motivo es que el PSOE sostenía un proyecto republicano, lo cual es una estupidez.

La información conduce hasta La Casa Real y La Moncloa como elementos golpistas, lo cual es una redundancia, ya que ambos tienen un vínculo muy estrecho con la central española de espionaje.

Por lo tanto, Prisa y Felipe González no fueron más que los instrumentos de presión que ha utilizado el CNI para llevar a cabo sus tareas, lo cual tampoco es ninguna novedad.

Como ya hemos expuesto aquí mismo en ocasiones anteriores, el PSOE no es ni un títere de la CIA ni tampoco de la socialdemocracia alemana, sino de la inteligencia militar reorganizada por el almirante Carrero Blanco durante el franquismo, es decir, el actual CNI. Por lo tanto, Felipe González sigue estando al servicio de sus amos, de quienes le llevaron al PSOE primero y al gobierno después del golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.

El motivo real del actual golpe interno contra Pedro Sánchez no es ninguna aspiración republicana, que es inexistente, sino el intento de pactar con Podemos y con organizaciones nacionalistas, tanto catalanas como vascas, lo cual también hemos expuesto con anterioridad.

No sólo la actual configuración del Estado de las Autonomías es un tabú absoluto, sino que ninguna organización vasca o catalana considerada como independentista a los ojos de los fascistas llegará jamás a poner los pies en un gobierno central en Madrid.

La destitución de Sánchez es consecuencia de dicho veto. El dimitido dirigente del PSOE estaba apoyado -fundamentalmente- por las federaciones de Catalunya, Baleares, parte de Valencia y Vascongadas y, como bien dice Diario 16, llevó el sábado a la reunión del Comité Federal una propuesta de acercamiento a los nacionalistas con la oferta de un Estado federal en una legislatura constituyente.

El CNI interceptó el proyecto de Sánchez y lo comunicó tanto a la vicepresidenta del gobierno, Sáenz de Santamaría, como a la Corona, que a su vez empezaron a mover los hilos entre peones de su confianza, como Felipe González, para que los caciques afines se sublevaran a fin de tumbar a Sánchez y los suyos.

Como también dice Diario 16, estos hechos hay que enmarcarlos en una situación en la que, simultáneamente, el President de la Generalitat, Carles Puigdemont, anuncia que celebrará un referéndum independentista, con o sin acuerdo con el Estado.

Fuente: http://diario16.com/el-cni-frustro-el-impulso-revolucionario-de-pedro-sanchez/

Más información sobre la bancarrota del PSOE:

- La refundación fascista del PSOE
- La crisis política sólo se puede superar con un cambio de Estado, no sólo de gobierno
- La bancarrota del PSOE es la del propio Estado fascista

No hay comentarios:

Publicar un comentario