domingo, 9 de octubre de 2016

Europa crea una nueva policía para blindar las fronteras

En diciembre la Comisión Europea aprobó la creación de una Guardia de Fronteras y Costas para blindar las fronteras exteriores de la Unión Europea. El nuevo ejército de fronteras absorberá al actual Frontex y duplicará sus efectivos en los próximos cuatro años.

En 2020 tendrá un presupuesto de 322 millones de euros, por encima de los 143 con que contó Frontex el año pasado. Hace sólo seis años ese presupuesto era de seis millones.

Esta Guardia Pretoriana dispondrá de equipos propios, que estarán por encima de los países miembros de la Unión Europea y podrá practicar devoluciones de migrantes en caliente, siguiendo el modelo español: sin respetar su derecho a solicitar un estatuto de refugiado.

Según la Comisión Europea, la nueva Guardia podrá llevar a cabo operaciones sobre el terreno cuando cualquiera de los Estados fronterizos de la Unión Europea “sufra una gran presión migratoria que ponga en peligro el espacio Schengen y no se prevea la adopción de medidas a escala nacional o éstas sean insuficientes”.

Mientras que Frontex se limitaba a ayudar a los Estados miembros a gestionar sus fronteras exteriores, la nueva Guardia podrá salir de ellas para poner en marcha operaciones en terceros países, los llamados “países de tránsito”.

Asimismo, se crea una Oficina Europea de Retorno compuesta por escoltas, supervisores y especialistas para agilizar la expulsión de migrantes a sus países de origen.

Por ahora 1.500 agentes componen esta Guardia Pretoriana, procedentes de Alemania, con 225, seguido de Francia (170), Italia (125) y España (111). Su primera misión ya ha comenzado: es el control de la frontera entre Bulgaria y Turquía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada