jueves, 29 de septiembre de 2016

Vuelven los dinosaurios

Darío Herchhoren

Hace millones de años los dinosaurios poblaron la tierra. Hay varias teorías sobre su extinción, y el cine de Hollywood nos ha hecho creer que el hombre y esos animales alguna vez convivieron. Lo cierto es que el hombre y los dinosaurios vivieron muy lejos en el tiempo y nunca estuvieron juntos.

Pero lo que no contaban en el cine USA, es que aquí en España, han aparecido otra vez los dinosaurios, y conviven con los humanos.

Se trata de la aparición en estos días de los viejos dinosaurios escapados de Dinópolis, un parque de atracciones que hay en Teruel.

Pero estos dinosaurios a diferencia de los reales tienen nombres y apellidos. Se trata de Felipe González, uno de los políticos más corruptos y cobardes; José Luis Corcuera, el de la famosa ley de la patada en la puerta; José Bono, antiguo presidente de Castilla La Mancha; Alfredo Pérez Rubalcaba, y muchos más, que están intentando crear en Madrid un parque jurásico.

Estos viejos saurios pertenecen a la clase Tiranosaurus Rex, que se caracterizaban por ser carnívoros feroces y tanto que fueron los creadores del GAL, de la cal viva para hacer desaparecer a Lasa y Zabala.

Vuelven con bríos renovados para cargarse a Pedro Sánchez, ante la sola posibilidad de que éste forme una alternativa a cuatro años más de Rajoy y el PP (Partido Podrido).

Lo que está sucediendo en el PSOE, es una guerra en toda regla, que sin duda llevará a la extinción de ese partido hasta la insignificancia.

Tampoco cabe duda de que esta situación refuerza considerablemente al paciente Rajoy. Y ya que estamos hablando de animales, podríamos comparar a Rajoy con un gran saurio como los cocodrilos del Nilo, que esperan horas en la más absoluta quietud, hasta que aparece alguna presa para el almuerzo.

Pero, ¿qué hay detrás de todo esto? Personalmente no creo que Pedro Sánchez sea el paladín de la clase obrera; pero si encarna un posible cambio aunque tenue de la situación del proletariado, y sobre todo salir de la situación asfixiante que representa el partido de los ricos.

Veremos en los próximos días a los animales carroñeros querer comerse los restos podridos del PSOE; especialmente a Podemos, y veremos también a los eternos llamadores a la concordia y la paz, en una letanía propia de las religiones.

Veremos también a sesudos tertulianos en las radios y emisoras de televisión, consultando a los gurúes de la democracia, ante el abismo que se ha abierto.

Ahora solo cabe esperar, ver y oír.

2 comentarios:

  1. Atención a lo que escribe este señor:

    ''Pero que hay detrás de todo esto? Personalmente no creo que Pedro Sánchez sea el paladín de la clase obrera; pero si encarna un posible cambio aunque tenue de la situación del proletariado, y sobre todo salir de la situación asfixiante que representa el partido de los ricos.''

    Se puede considerar esto un analisis de clase correcto? Siendo muy optimistas lo podría ser, a mi lo único que me produce es mala hostia, entro en esta pagina con la intención de informarme, leo esto y solo puedo decir... que esto no tiene una mierda de analisis en profundidad, ni desarrollo, ni nada, es repetir lo que todxs sabemos mas o menos, es un panfleto que no sirve ni como panfleto.

    Volviendo al parrafo que he citado...Que cojones acaba de decirnos? Que con el PSOE las condiciones asfixiandes lo serán menos? Se os a colao un socialdemocrata con argumentos al mas puro estilo de la aristocracia obrera, este autor se ganó mi desprecio por decir burradas como estas

    ResponderEliminar
  2. Asumo esa conclusión: «Ahora solo cabe esperar, ver y oír», dada la falta de iniciativa realmente popular, en esta larguísima noche de los muertos vivientes, en la que como mucho tan solo resuenan algunas voces de interés, pero como en un enorme vacío que, por tanto, a nada ni a nadie mueve.

    ResponderEliminar