viernes, 9 de septiembre de 2016

Susana, la gran esperanza blanca

Bianchi

Y es que Susanita (Díaz) tiene un balón, un balón chiquitín... Pedro Sánchez prefiere jugar a las cartas y gana bazas, pero se va a quedar sin el “monte”, sin las diez de últimas, que se dice jugando al tute. Lo intenta, se pone bravo, pero es gato panza arriba. Amaga, no da y apenas araña. Después de la investidura fallida -y cantada- de Rajoy, lo lógico es que Sánchez se ponga a emprender una rueda de contactos con los diversos grupos parlamentarios, ¿se dice así?, para... ¿qué? Para, dice, no “postularse” como “alternativa”. Amaga y no da. No tiene sentido, de ahí que la caverna se burle de él. Y es que no araña.

Resulta un tanto indiferente auscultar qué intenciones ocultas y personales tiene Sánchez, Míster No-No, como le llaman, para no dar su brazo a torcer. Esto pertenece a la psicología. Consiguió que Mariano besara la lona, como le hicieron morder el polvo a él. ¿Se conformará con esta pequeña satisfacción personal y dejará de enredar y se abstendrá para que salga elegido Mariano y evitar unas terceras elecciones? No parece. Este espartano, en cuanto se vea con el riñón cubierto, muere matando, pero no se va a llevar a nadie por delante. El muerto es él, pero todavía nadie se lo ha dicho.

Nadie se lo ha dicho a la cara directamente. Ni siquiera Susana Díaz, muda estos meses esperando ver el cadáver de Sánchez sentada en el quicio de su casa, como los árabes andalusíes. Táctica respetable y fructífera, que se lo digan a Rajoy, todo un estratega, un hesicasta que se mira el ombligo mientras fuera arde Troya.

La cosa se barrunta así, más o menos: Tras el 25 de Septiembre, día de las elecciones vascas (también gallegas, pero aquí como ganará Feijoo, no hay táctica por ser del PP, del partido, aunque pelín borde, pero no mucho no sea que le recuerden, su propia gente, con quién iba en yate de veraneo hace unos años) con el previsible triunfo del PNV (Partido Nacionalista Vasco), que negó su voto por activa, pasiva y perifrástica a Rajoy en las Cortes españolas. Bueno, pues, va a pasar que el PNV facilite el gobierno de Rajoy (con sus cinco votos y todavía faltaría uno, caso de que el PsoE votara no) de acuerdo con el PsoE de Susana (que en Andalucía gobierna gracias al camaleónico “Ciudadanos” que en Madrid apoyó a Cifuentes) que se abstendrá o inventarán un cómo me la maravillaría yo... Expertos en trilerismo ya son.

Así lo tienen planeado. Otra cosa es que Sánchez cante aquello de “ven Capitán Trueno, haz que gane el bueno...” Me temo que acabará de croupier en un casino de Las Vegas, como acabó Gorbachov.

Buenos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario