domingo, 4 de septiembre de 2016

Histórico acuerdo cuatripartito entre Siria, Irak, Irán y Turquía

Esta mañana ha comenzado en Damasco una reunión entre los ministros de Defensa de Siria, Irak, Irán y Turquía en la que participan también los responsables de los servicios de inteligencia.

Los encuentros entre las partes comenzaron ya antes del golpe de Estado en Turquía y fueron uno de los motivos de la actuación a la desesperada de Estados Unidos para impedirlo.

El jueves se celebró un primer encuentro en Bagdad en el que sólo participaron los ministros de tres países, Turquía Siria e Irak y estuvieron presididas por el jefe de la inteligencia turca Hakan Vidan.

Además de la reunión de hoy, las partes tienen el compromiso de continuar los contactos en Damasco, Moscú e incluso Estambul.

El diario libanés As Safir ha reiterado que los turcos avisaron al gobierno de Damasco de su intención de ocupar Jarablus una semana antes de que la operación se desencadenara.

Después de varias semanas de negociaciones ya existe un principio de acuerdo entre las dos partes principales de las conversaciones, Siria y Turquía, por el cual este último país se ha comprometido a cerrar todas las vías de acceso de los yihadistas hacia Alepo y a poner la frontera común bajo la supervisión de militares rusos.

El acuerdo alcanzado en Hasaka es un mal precedente

La otra parte del acuerdo concierne al PKK. Turquía no acepta el compromiso alcanzado en Hasaka como consecuencia de la mediación rusa porque supone una entrega material de la ciudad al PKK, dejando a salvo una presencia simbólica del gobierno de Damasco.

Esa situación se ha producido a pesar de que sólo una parte de la población de Hasaka es kurda, lo que Turquía considera un precedente muy peligroso que le ha llevado a intervenir en Jarablus.

La decisión de Turquía choca frontalmente con los propósitos de Estados Unidos de desmembrar Siria, en el que el PKK desempeña un papel estelar. La reacción de Washington ante los múltiples desafíos planteados por Erdogan está por aparecer, pero será tan brutal como de costumbre.

De momento Turquía ha entrado en el listado de países no fiables. Las bombas nucleares que había en Incirlik se han trasladado a una base aérea de Rumanía. La información ya no fluye como antes hacia su viejo aliado, por miedo de que acabe en Moscú. Los aviones de Estados Unidos no están participando en los ataques turcos contra el PKK en Manbi.


1 comentario:

  1. No me gusta que participe el títere de los EE. UU. El actual Gobierno de Irak por lo demás esta bastante bien.

    ResponderEliminar