miércoles, 28 de septiembre de 2016

El PSOE se cuece en su propia salsa

Bianchi

Ha tenido que ser el más felón, venal, camandulero y mendaz personaje de esta puta mierda que llaman "democracia" -y no lo es-, Felipe González, quien abriera la veda y diera la puntilla al voluntarioso y tenaz Pedro Sánchez para que lo deje y se vaya a alguna puerta giratoria por ahí a pegar un palo. Ha tenido que ser el "Señor X" quien ha dicho estar poco menos que ofendido y engañado "sin necesidad" por un Sánchez que le dijo que se abstendría en la segunda vuelta de la investidura de Rajoy y resulta que no, que no se abstuvo, que se mantuvo en el "no", condenando al sufrido pueblo español a unas terceras elecciones. Ha tenido que ser este terrorista de Estado, inspirador de los GAL, quien ha dicho a Sánchez que se vaya y deje gobernar a quien ha ganado las elecciones, o sea, al PP. Ha tenido que ser quien casi salió por piernas de Caracas defendiendo a los "gusanos" de la burguesía vendepatrias venezolana, mejor dicho, "lumpenburguesía" (ahora la socialdemocracia europea manda a Zapatero, más melifluo), el que haga el trabajo sucio al Gobierno "en funciones" compuesto de ladrones para que cumplan el programa de recortes sociales que manda Bruselas. Y, para más inri, secundado por lo peor y más casposo y cutre de la "vieja guardia" psoecialista, los socialfascistas Corcuera, Leguina, Bono, etc.

La pena es que la juventud de hoy no se pregunte si estos gangsters fueron alguna vez "socialistas", porque es ahora que muestran su verdadero rostro: fascistas. Pero auténticos "profesionales" de la "política" como arte del birlibirloque y la venta de humo. No como los de ahora que no se atreven -pero se les adivina- a dar la cara diciendo lo que piensan de Sánchez y ocultando sus intenciones con la escopeta cargada, eso sí. Habló el oráculo González y todos, o casi todos, a por Sánchez, casi más solo que Gary Cooper en "High Noon".

Un PsoE dividido y agónico, pero no ahora, sino ya de ese reino de taifas que dan en llamarse "baronías" en las autonomías donde cada "califa" mira por lo suyo y es síntoma de descomposición de un régimen de un país. España, que es una ficción y un Estado fallido.

No faltan buitres, como "Podemos", que están a la que salta para zampárselos -como hicieron con los restos de Izquierda Fundida-  y suplantarlos como "auténtica oposición de izquierdas" para darle oxígeno a este sistema podrido y caduco. Y es que el más listo es Mariano y su inteligente táctica de, sencillamente, no hacer nada, cruzarse de brazos y esperar desde el quicio de Moncloa que el cadáver de su adversario pase delante suyo. Sabe que todos están en el mismo barco, en el mismo "invento" del que comen todos ellos, eso que llaman "clase política", un chiringuito que lo último que harán será destrozarlo porque se irían todos por el desagüe y al garete. Peridis lo refleja muy bien en sus viñetas con un Mariano despreocupado y con el puro en una nube como diciendo "bah, ya será menos de como lo pintan". Esta es la clave: tenerse todos agarrados por los cojones y el "y tú más" cuando salen corruptelas. La democracia es así y tiene estas cosas. Hay que saber convivir con ellas. Esto es lo ciudadano.

PS.- Parece que hasta simpatizo con Sánchez, que, desde luego, comparado con toda la purria de su propio Partido que le está haciendo la cama groseramente, es casi un héroe homérico, pero no, no es así, porque también él sabe que hay una línea roja que le impide decir lo que piensa en privado de Felipe González -que en las primarias apostó por Madina igual que Susana Díaz para que no saliera, precisamente, Sánchez, que esta es otra- en público, o sea, que se calle y se vaya a disfrutar por ahí todo lo que ha robado.

Buenos días.

1 comentario:

  1. Corrección: quien apoyó a Madina en las primarias del PsoE fue Felipe González.Susana Díaz apoyó precisamente a Pedro Sánchez,un "don nadie" que se dejaría manejar para oponerlo a Eduardo Madina.Hubo un tercero,José A. Pérez Tapias,el más de "izquierdas".
    Sánchez parece que quiso volar solo y en esas andan.
    B.

    ResponderEliminar