lunes, 5 de septiembre de 2016

El máximo dirigente militar del Califato Islámico fue entrenado por Estados Unidos

El coronel Gulmurod Jalimov
Tras la muerte de Abú Omar Al-Shishani, máximo dirigente militar del Califato Islámico, durante un bombardeo aéreo ruso en Alepo a mediados de julio, su cargo ha sido asumido por Gulmurod Jalimov, coronel de las fuerzas especiales de Tayikistán.

El coronel Jalimov fue entrenado en su país por Estados Unidos en lucha antiguerrillera, e incluso ha viajado a Estados Unidos en varias ocasiones para recibir entrenamiento militar en su especialidad de francotirador.

En abril del año pasado el coronel abandonó el ejército tayiko, donde dirigía una unidad paramilitar de la policía, para incorporarse al Califato Islámico en Irak.

En Tayikistán fue acusado de traición e incluido en la lista de las personas más buscadas.

El Califato Islámico no ha anunciado oficialmente el nombramiento por el temor de que pueda convertirse en objeto de los ataques aéreos rusos. La mayoría de los jefes de más alto rango se encuentran en Siria. Por el temor a ser descubiertos y asesinados prefieren no aparecer en público.

El yihadista Gulmurod Jalimov
Teniendo en cuenta el origen georgiano del anterior dirigente, Abú Omar Al-Shishani, los yihadistas han nacido de la destrucción de la URSS. Su verdadero nombre era Tarjan Tayumurazovich Batirashvili y su seudónimo en árabe significa “El Checheno”.

La biografía de “El Checheno” es igual a la de Jalimov. Fue sargento del ejército de su país, siendo entrenado por las fuerzas especiales de Estados Unidos para combatir a Rusia, según un informe de la agencia de prensa McClatchy que ya comentamos en este mismo blog.

En cierta forma la Guerra de Siria es, pues, una continuación de las guerras del Cáucaso con las que en los años noventa los imperialistas trataron de continuar la tarea de destrucción de Rusia a través de los mismos intermediarios: los yihadistas.

Los lazos se pueden seguir rastreando en Ucrania, uno de los supermercados en los que el Califato Islámico compra sus armas, lo cual tampoco hubiera sido posible sin el golpe de Estado de febrero de 2014 cuyo origen último radica siempre en el mismo lugar: Estados Unidos.

Más información:

- La yihad en Rusia

- Muere un alto dirigente yihadista checheno en Siria

No hay comentarios:

Publicar un comentario