jueves, 8 de septiembre de 2016

Desbloqueada la construcción del gasoducto entre Rusia y Turquía

Ayer la multinacional rusa de la energía Gazprom anunció que había recibido autorización del gobierno turco para construir un gasoducto entre la región de Krasnodar, en el sur de Rusia, y la Tracia oriental, al oeste de Turquía, pasando por el Mar Negro.

El dirigente de Gazprom, Alexei Miller, saludó esta noticia que refleja el interés de Ankara por el proyecto Turk Stream.

El gosoducto será capaz de transportar 63.000 millones de metros cúbicos de gas al año y se terminará de construir a finales de 2018.

El máximo dirigente de Gazprom ha negociado la construcción directamente con el ministro turco de Energía y Recursos Naturales, Berat Albayrak y las obras comenzarán con carácter inmediato.

Su tendido estuvo congelado como consecuencia de las presiones de Estados Unidos, que provocaron una seria crisis en las relaciones entre Rusia y Turquía. El proyecto se desbloqueó tras el golpe de Estado del 15 de julio y la visita de Erdogan a San Petersburgo el 9 de agosto.

La mitad del gas que consume Turquía ya procede de Rusia. Pero durante la rueda de prensa posterior a su entrevista con Putin el 9 de agosto, Erdogan no sólo dijo que el gasoducto era una prioridad para Turquía sino que gracias a él tenían intención de suministrar gas a toda Europa occidental.

Es una de las grandes bazas que -sin duda- Turquía acabará utilizando en su batalla por ser admitida dentro de la Unión Europea.

1 comentario:


  1. ? Pero alguien tiene interés en entrar en la des–Union Europea ?

    ResponderEliminar