miércoles, 24 de agosto de 2016

Rusia cesa los bombardeos sobre los yihadistas en Siria desde las bases aéreas iraníes

Hace unos días anunciamos que la aviación rusa iniciaba los bombardeos contra las posiciones yihadistas en Siria desde la base aérea de Hamadan, en Irán, lo cual era un síntoma de las estrechas relaciones que mantenía Rusia con Irán.

Ahora hay que anunciar todo lo contrario: que Rusia ha retirado sus bombarderos de Irán, lo que ha dado lugar a todo tipo de especulaciones, que no entienden este cambio por parte de los rusos y los iraníes.

Hay quien relaciona este hecho con los incidentes de la semana pasada en Hasaka, Siria, donde Estados Unidos ha impuesto una zona de exclusión aérea de facto para proteger a los yihadistas y a los kurdos simultáneamente. El hecho de que los bombardeos no procedan de cazas sino de la aviación estratégica rusa, es decir, capaz de portar armamento nuclear, muestra que no se trata de cualquier banalidad.

La explicación tiene que partir del hecho de que el empleo de bases aéreas iraníes por parte de la aviación rusa no era realmente ninguna novedad. Ya había ocurrido con anterioridad, aunque siempre se había mantenido en secreto.

La diferencia es que esta vez no se pudo mantener el secreto y el 15 de agosto lo rompió una web peculiar, Warfare Worldwide, domiciliada en Massachussets, seguramente por filtraciones interesadas procedentes de la CIA.

El motivo de la filtración es que la Constitución iraní prohíbe la cesión de territorio nacional a ningún ejército extranjero. La ruptura del secreto obligó tanto a los rusos como a los iraníes a anunciar lo que no era ninguna novedad.

La divulgación estuvo acompañada de la consiguiente campaña de hostigamiento de los imperialistas. El portavoz del Pentágono dijo que los rusos estaban violando las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, provocando una acertada respuesta por parte de de Serguei Lavrov, el Ministro ruso de Asuntos Exteriores.

Pero el trabajo fundamental lo llevó a cabo la CIA dentro del mismo Irán, obligando a reaccionar a una parte de los políticos locales en contra de la presencia militar rusa sobre suelo iraní, que han acabado imponiendo su criterio de sacar a los aviones rusos de Irán.

A partir de estos hechos es fácil deducir varias consecuencias. La primera es que, como cabía sospechar, el régimen político iraní funciona de una manera que tiene poco que ver con el cliché que difunden los portavoces mediáticos del imperialismo.

La segunda es que la alianza de Rusia con Irán no es tan sólida como parece y que en las altas esferas de Teherán hay quien quiere seguir la línea marcada por los recientes acuerdos nucleares firmados con Estados Unidos, mantener la equidistancia de Irán con Rusia y Estados Unidos, o incluso acercarse un poco más a Estados Unidos.

La tercera consecuencia es una obviedad: Estados Unidos no está en Oriente Medio para luchar contra el Califato Islámico sino por otro tipo de motivos diferentes. La evacuación de la aviación rusa de Irán ha librado a los yihadistas de una seria pesadilla. Los imperialistas sólo quieren los bombardeos de mentirijillas.

2 comentarios:

  1. Buenas tardes a todos.

    Después de leer durante una hora su blog he llegado a la conclusión que están malgastando su vida defendiendo posturas demasiado idealistas y algunas de ellas demasiado fantasiosas con tintes paranoicos y conspirativos que nada tienen que ver la realidad, vivan la vida, amen a una mujer, hagan el amor, formen una familia, hagan lo que les de la gana pero no pierdan el tiempo escribiendo o leyendo un blog, sea este u otro.

    ResponderEliminar
  2. Veo que vive en una realidad objetiva es usted, digale si es tan amable donde ve usted en este blog algo fantasioso o paranoico para que podamos vivir en su " paraíso"

    ResponderEliminar