jueves, 4 de agosto de 2016

¿Qué está pasando en Turquía?

Mustafá Kemal Ataturk
Darío Herchhoren

Para entender lo que pasa en Turquía, es necesario remontarse a los años de la primera guerra mundial de 1914 a 1918. En esos años Turquía estaba "gobernada" por un Sultán, que era un monarca absoluto al estilo de los reyes de los cuentos para niños. Lo que se llamaba el imperio turco abarcaba el actual territorio, Grecia, todo el medio oriente, Egipto y Chipre. Era conocido en el lenguaje coloquial como "el enfermo de Europa" en atención a la situación de decadencia del llamado "imperio".

El fin de la primera guerra mundial significó también el fin del imperio turco y del propio Sultán y su reemplazo por otros paises tales como Siria, Grecia y Egipto, que pasaron a ser de hecho protectorados franceses e ingleses.

Para entonces en Turquía se había producido una sublevación militar de lo que se llamó "los jóvenes turcos" que eran los oficiales que seguían al General turco Mustafá Kemal, más conocido por "Ataturk" (en turco quiere decir el padre de los turcos), que se hace cargo de la nación turca e intenta cambiar el país en base a una ideología nacionalista, muy cercana a las ideas de Gabriel D’Anunzzio, ideólogo fascista que influyó mucho sobre Benito Mussolini. Ataturk se acerca también a la URSS, y se dota de una ideología confusa y cambia la epidermis de Turquía.

Se prohibe usar barba al estilo musulmán, se moderniza el ejército, se obliga a los turcos a vestirse a la manera occidental, se abandona la escritura musulmana y se obliga a escribir con caracteres latinos. El estado turco se transforma en un estado laico.

Todo esto se hace sin tocar la gran propiedad, ni los bancos, ni las grandes fortunas. Podríamos decir que se trata de una revolución burguesa desde el estado, que crea una burguesía que hasta ese momento era muy pequeña y débil.

El estado turco es omnipresente y omnipotente. Está en todo; y es así como al amparo del estado se crea una burguesía que se enriquece muchísimo y que a la muerte de Ataturk toma las riendas del gobierno, y no las deja hasta la actualidad.

A partir de la muerte de Ataturk, se crean partidos políticos, y el ejército se encarga de que la ideología "kemalista" marque siempre el rumbo de la nación turca. Pero la burguesía turca como todas en el mundo, construye fábricas y esas fábricas se mueven gracias a los millones de trabajadores que emplea, y entonces aparece una nueva clase que es la clase obrera turca, que reclama una parte de los beneficios de la nueva prosperidad que ella crea con su trabajo y su esfuerzo.

Es así como se crea el Partido Comunista de Turquía que tiene gran arraigo entre la clase obrera, a pesar de la represión del ejército y la policía turcas comandados por la burguesía.

Llegamos así a los años previos a la segunda guerra mundial, donde Turquía se alinea junto a Italia y Alemania, aunque no participa en acciones militares; pero otorga apoyo logístico a los paises del eje.

Con la derrota de Italia y Alemania, y el nuevo reparto del mundo surgidos de la segunda guerra, Turquía se somete a los dictados de "occidente", y son los sucesivos gobiernos USA los que manejan su política, y por ende su economía. Turquía pasa a ser miembro de la OTAN, y en 1960, ante un intento del gobierno turco de sacudirse ese yugo se produce un golpe de estado militar, y Adnam Menderes, mandatario turco, es ahorcado.

A partir de ese momento, el ejército turco, se convierte más todavía en un peón de la OTAN y de los USA. Hay solamente un breve gobierno ejercido por el socialdemćrata Bulent Ecevit, en el cual los turcos gozan de ciertas libertades.

Pero ya en la década de los ochenta, el control de Turquía por los USA, es total. Los gobiernos de Tansu Ciller y luego de Turgut Ozal, ambos servidores de la CIA, no hacen sino confirmar ese servilismo.

Surgen entonces opciones "islamistas" como medio de volver al "otomanismo" como una reacción a ese servilismo. Se trata de cambiarlo toda para que todo siga igual.

Erdogan y su inseparable Gul, amigo de correrías, y ambos delincuentes comunes, fundan el Partido de la Justicia y el desarrollo. Primero Erdogan es el primer ministro con su amigo Gul en la presidencia de la república Turca; y más adelante con Erdogan como presidente, el PKK (Su partido según sus siglas en turco), logra el control absoluto del estado, y se subordina más si cabe a los USA. Erdogan permite el paso hacía Siria de los combatientes del estado islámico, permite el paso de material militar y pertrechos y roba y vende el petróleo que el ISIS consigue en Siria.

Todo esto cambia a raiz del derribo de un cazabombardero ruso en Siria en el mes de noviembre de 2015, por parte de un caza turco. Mediante ese acto irresponsable, Erdogan activa un golpe en su contra que ya estaban urdiendo los USA y la CIA. El entendimiento entre USA y Rusia en relación al Isis, hace que Erdogan sea por los USA un aliado incómodo, y utilizando al sacerdote Gulem, que vive en los EEUU, y está manejado totalmente por la CIA, mediante su extensa organización, que está infiltrada en el ejército, en la policía, en la administración de justicia y en la universidad, se monta un intento serio para "destronar" al sultán Erdogan. El golpe es una total chapuza, y fracasa y ello da lugar a una represión con miles de detenidos y despedidos de sus empleos, y se produce una purga enorme en las fuerzas armadas.

Erdogan controla ¿controla? totalmente el ejército, y ello implica el cambio histórico de la ideología "kemalista" y la introducción de una ideología "islamista moderada". Sin perjuicio de esa moderación (igual que los terroristas moderados de Siria), cabe la pregunta de qué pasará ahora en Turquía. ¿Se irá de la OTAN? ¿Podrá irse? ¿Le dejarán a Erdogan hacer eso, ya que ha señalado directamente a los EEUU como responsables del golpe? ¿Sus nuevas e interesadas relaciones con Rusia le inclinaran a cerrar acuerdos militares con ese país? ¿O por el contrario  la OTAN sufrirá un durísimo golpe perdiendo su flanco este?

Todos estos interrogantes son dificiles de responder. Pero la realidad es tozuda, y todos estos hechos llevarán a nuevos cambios. Por ahora parece que Erdogan ha entrado en un túnel que no sabemos a donde le llevará. En sus últimos discursos ha intentado aproximarse a Irán, Irak y Siria, y ha dado pasos para deshacerse de sus anteriores amigos del ISIS, y ya no permite usar su territorio como lugar de paso de hombres y pertrechos.

Parecería que sus nuevos horizontes están junto a Rusia y sus vecinos. Ya hay  negociaciones para que el gasoducto ruso pase por Turquía y provea a Europa de gas abundante y barato, reemplazando a la importación de petróleo de las compañías USA. Cosas vederes Sancho que harán as pedras fablar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada