lunes, 8 de agosto de 2016

Mata y deja morir

En noviembre del año pasado el ataque en París a la sala de fiestas Bataclán causó 89 muertos y más de 100 heridos. En aquellos momentos la capital francesa ya estaba sometida a la Operación Centinela desde el mes de enero, es decir, que unidades del ejército patrullaban las calles.

Una de esas unidades, compuesta por seis soldados, estaba apostada en la entrada de la sala de fiestas, dejó pasar a los cuatro atacantes al interior y permitió que durante bastante tiempo se dedicaran a matar y descuartizar a decenas de personas sin hacer absolutamente nada por impedirlo.

Así lo reconoció el 6 de mayo la revista Nouvel Observateur, aunque el artículo se refería a ocho soldados presentes a la puerta de la sala de fiestas.

No es el único medio que lo ha afirmado públicamente. También lo ha manifestado así el diputado belga del CDH Georges Dallemagne en declaraciones a la cadena RTL TV el 5 de julio.

La conclusión es evidente: el ejército francés no ha salido a la calle para impedir que se cometan más atentados; no está para salvar las vidas de los franceses, sino por otros motivos, que son los que habrá que averiguar.

Para ello sobran las pistas. Se sabe que los ataques de 13 de noviembre eran conocidos con antelación  por los servicios secretos, tanto de Francia como de Bélgica.

Es conocido igualmente que los cuatro atacantes estaban fichados con antelación por la policía, como ha reconocido hasta el New York Times.

Finalmente, el ejército no intervino, entre otras razones, porque hay una unidad especial de la policía que es la encargada de silenciar a los autores de este tipo de masacres, es decir, que su misión es no dejar a nadie vivo. Todos deben morir. Los criminales junto con sus víctimas. Es la vieja ley del silencio.

Fuente: http://www.lalibre.be/actu/international/un-depute-belge-l-affirme-6-militaires-en-armes-devant-le-bataclan-ne-sont-pas-intervenus-le-soir-des-attaques-577b5d4735705701fd967b73

1 comentario:

  1. Sobre "La vieja ley del silencio" os digo: Muy bien expresado, chicos. Lo que quieren los amos de lo nuestro y lo están consiguiendo sobradamente, es que reine la oscuridad en esta ya larga noche de los muertos vivientes (en occidente es que ya vamos por el tercer milenio). Y es esta una forma radical, entre otras, de que no se sepan los porqués de problemáticas que no les interesa en absoluto cuestionar. De aquello de que no se habla de cara al vulgo (e incluso de cara a muchos sabios), es como si no existiera.
    ->
    Que viva pues la oscuridad a fin de que la moderna esclavitud siga engordando borreguilmente al panzón (no me cansaré de repetirlo, en referencia a los amos de lo nuestro. Y tened en cuenta que también hay ovejas malvadas que no se consideran tales).
    ->
    Como los muertos están bien muertos y solo sé de una forma en que se deba tratar con ellos (al modo del general en la guerra, tal y como ya dejé dicho en muchos de mis trabajos), pues ya sabéis los que queráis luchar por el poder, que habréis de precisar de muy buenos generales y gente viva afín, si queréis cambiar este sistema.

    ResponderEliminar