jueves, 25 de agosto de 2016

Los imperialistas británicos crearon una agencia de prensa para la guerra sicológica contra Siria

El MI6, el espionaje británico, creó una agencia de noticias, llamada InCoStrat (Innovative Communications & Strategies) para difundir la propaganda imperialista y yihadista contra Siria.

La empresa tiene su sede en Estambul. Fue fundada por un antiguo militar británico que fue asesor del Ministerio de Defensa. Es la que ha divulgado un vídeo y una foto del pequeño Omran Daqneesh (de 5 años), recibiendo auxilio de los “Cascos Blancos” en Alepo. La casa del pequeño Omran en Alepo fue bombardeada y su familia murió bajo las bombas.

Las imágenes están dando la vuelta al mundo y aparecen en las primeras planas de los periódicos de los países imperialistas y sus secuaces para convertirla en un símbolo de los niños masacrados por el régimen de Bachar Al-Assad y su aliado ruso.

InCoStrat es también la agencia que publicó la foto del pequeño Aylan Kurdi, ahogado cuando su familia trataba de cruzar el Mediterráneo y hallado muerto en una playa turca.

“Cascos Blancos” es una ONG que sirve de pantalla a la CIA, al MI6 y al IDB, el servicio de espionaje holandés.

La foto de Omran Daqneesh fue captada por Mahmud Raslan, cuyas declaraciones han sido ampliamente divulgadas por esa misma agencia y reproducidas en la prensa imperialista.

Mahmud Raslan es miembro de Harakat Nur Al-Din Al-Zenki, un grupo armado yihadista respaldado por la CIA, que incluso le ha entregado misiles antitanque.

Hace un mes, este mismo Mahmud Raslan degolló personalmente al niño palestino Abdullah Tayseer Al-Issa, de 12 años.

En mayo el diario “The Guardian” (1) justificó la creación de InCoStrat justamente al revés, como uno de los instrumentos de lucha contra el Califato Islámico, cuando lo cierto es que la propaganda de guerra de organizaciones como Jaish Al-Islam y Ahrar Al-Sham en las redes sociales ha sido elaborada y difundida por InCoStrat.

En 2015 se expusieron en Youtube (2) escenas rodadas por InCoStrat para Jaish Al-Islam en la que unos tanques saudíes pasan varias veces por delante de la cámara y un gran número de figurantes con uniformes españoles participa en una parafernalia simulada para ofrecer una imagen seudomilitar de los yihadistas.

Al menos desde 2013 Reino Unido ha dirigido la estrategia mediática de los yihadistas sirios a través de programas contratados con empresas privadas de publicidad con un presupuesto de 2,4 millones de libras.

En noviembre del año pasado el entonces ministro de Asuntos Exteriores, Philip Hammond, reconoció ante el Parlamento el desembolso de cinco millones de libras en “asistencia no letal” y adiestramiento de los yihadistas.

El presupuesto es parte de los fondos CSSF (Conflicto, Estabilidad y Seguridad) y los contratos firmados tienen como objetivo promocionar los “valores moderados de la revolución” siria, como los degollamientos de personas, el lanzamiento de gases tóxicos o las lapidaciones.

Los contratos publicitarios los decide el Ministerio de Asuntos Exteriores, mientras que el de Defensa controla la producción de vídeos, fotos, informes militares, emisiones de radio y la difusión del material. InCoStrat coordina su ejecución, la “selección y formación de un portavoz capaz de representar a todos los grupos armados moderados sirios con una voz singular”.

Los expertos británicos en comunicación en zonas de conflicto también se encargan de la “oficina central de prensa” de los yihadistas desde Estambul y cuenta con un centro de producción audiovisual que distribuye vídeos de victorias militares, yihadistas en misiones humanitarias y otras noticias sobre la evolución de la guerra.

El material audiovisual se difunde, sobre todo en el mundo árabe, en publicaciones digitales y redes sociales sin ninguna referencia que mencione la intervención del gobierno de Reino Unido en su elaboración.

(1) http://www.theguardian.com/world/2016/may/03/how-britain-funds-the-propaganda-war-against-isis-in-syria
(2) http://www.youtube.com/watch?v=Bi_DBfq18mc

No hay comentarios:

Publicar un comentario