miércoles, 3 de agosto de 2016

La fiscalía turca acusa a la CIA y el FBI de estar detrás del golpe

El martes Erdogan acusó durante un discurso a los países occidentales de “apoyar el terrorismo” en Turquía y “respaldar a los golpistas” que actuaron el pasado 15 de julio. El presidente turco atacó a los países occidentales señalando que el fallido golpe “fue un guión escrito desde fuera” en una aparente referencia a la participación de algunos países occidentales en el mismo.

“Desgraciadamente, Occidente está apoyando el terrorismo y a los golpistas”, señaló. “Este golpe no fue sólo un hecho planeado desde dentro. Los actores actuaron siguiendo un guión escrito desde fuera”, declaró el presidente turco.

Previamente Erdogan había denunciado la implicación de países occidentales, en especial de Estados Unidos, en el intento de golpe, pero las declaraciones del martes fueron las alegaciones más fuertes pronunciadas por él contra sus aliados occidentales.

También criticó a Alemania por un fallo judicial que le prohibió a él y a otros dirigentes turcos dirigirse a un mitin en Colonia en apoyo al gobierno turco. Utilizando la ironía, Erdogan dijo: “¡Bravo! Los tribunales en Alemania trabajan muy rápido”.

Por su parte, un fiscal turco ha afirmado que la CIA y el FBI proporcionaron un entrenamiento a seguidores del clérigo Fethullah Gülen, a quien Ankara acusa de ser el “promotor” del fallido golpe del 15 de julio, con el objetivo de derrocar a Erdogan y a su partido.

Un acta de acusación preparada por la Oficina del Fiscal de Edirne y sometida al Segundo Tribunal Penal busca la pena más dura posible para 43 sospechosos de conspirar para realizar el golpe, indicó RIA Novosti.

El acta señala que miembros de la organización de Gülen fueron entrenados por la CIA y el FBI en Estados Unidos. “La CIA y el FBI proporcionaron un entrenamiento en varios temas a cuadros formados en centros culturales que pertenecen al movimiento Gülen”, dice el acta. “Las operaciones llevadas a cabo por fiscales y responsables de seguridad durante el proceso del 17 de Diciembre pueden ser tomadas como un buen ejemplo de esto”.

El “proceso del 17 de diciembre de 2013” se refiere a la investigación por corrupción contra miembros del gobierno turco llevado a cabo por fiscales y policías supuestamente vinculados al movimiento Gülen.

“El golpe estuvo dirigido a debilitar al Estado con todas sus instituciones y a eliminar complemente al gobierno”, señala el documento. “Aquellos del movimiento Gülen que trabajaban dentro de las instituciones judiciales y de seguridad y que recibieron el mencionado entrenamiento actuaron para lograr el éxito del golpe y pasaron a la acción”.

Las declaraciones del fiscal fueron recogidas en parte por Erdogan, que dijo el viernes en respuesta a las críticas del general de cuatro estrellas Joseph Votel, jefe del CENTCOM (Mando Central de Estados Unidos), que “mi pueblo sabe bien quien está detrás de este plan. Ellos conocen quien es la inteligencia superior que está detrás de él y, con estas declaraciones, que condenan la depuración posterior al golpe os estáis descubriendo a vosotros mismos; os estáis poniendo en evidencia”. Esta declaración fue interpretada como una acusación contra Estados Unidos y sus agencias de inteligencia.

El sábado, Erdogan dijo que Gülen era un “peón” que estaba apoyado por un “cerebro”, lo que ha sido también interpretado como una acusación contra las agencias norteamericanas.

Fuente: http://spanish.almanar.com.lb/adetails.php?eid=134869&cid=23&fromval=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario