miércoles, 3 de agosto de 2016

Hezbollah es el enemigo principal de Israel en Oriente Medio

El 23 de julio el diario Washington Post publicó un artículo sobre la potencia militar de Hezbollah: “Cuando se pide a los comandantes del ejército israelí que describan una eventual guerra próxima contra Hezbollah, a menudo buscan palabras que no se utilizan a menudo en los manuales militares. Advierten de que un futuro y eventual conflicto contra Hezbollah será terrible”.

Diez años después de la última guerra entre Israel y Hezbollah de 2006, el movimiento libanés se ha transformado completamente en el plano militar. “Hoy Hezbollah es una potencia militar regional, una fuerza de choque transfronteriza, con miles de soldados experimentados por cuatro años de combate en los campos de batalla sirios. Hay 7.000 combatientes de Hezbollah en Siria, según las estimaciones de los comandantes israelíes”, dice el periódico.

Los comandantes de Hezbollah han sido adiestrados por consejeros iraníes y han apredido a utilizar armamentos muy sofisticados, como la cuarta generación de misiles anti-carro teledirigidos Kornet. Utilizan drones y en Siria han aprendido a combatir junto a tanques de artillería.

El periódico cita a Elias Hanna, general retirado del ejército libanés y profesor de la Universidad americana de Beirut: “En 2006 Hezbollah practicaba una guerra de guerrillas. Hoy es como un ejército regular”.

Hace 10 años Hezbollah lanzó 4.000 cohetes de corto alcance hacia objetivos israelíes. Hoy el movimiento tiene cerca de 100.000 misiles y cohetes de mayor precisión y con cabezas más grandes, cuyo alcance es suficiente para alcanzar todos los objetivos posibles sobre el conjunto del territorio israelí.

El alto mando israelí asegura que hoy Hezbollah constituye una amenaza mucho mayor parte Israel que hace 10 años. Estiman que comparativamente la amenaza de Hamas en la franja de Gaza carece de importancia frente al desafío de Hezbollah.

A comienzos de este año el jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas israelíes, el teniente general Gadi Eisenkot, estimó que tras los acuerdos nucleares entre Irán y las grandes potencias, Hezbollah es “el enemigo principal” de Israel para los próximos años.

Un comandante de las unidades paracaidistas del ejército israelí que participó en la guerra de 2006 dice: “Hezbollah ya no es un grupo, una organización o un movimiento. Es un verdadero ejército... La próxima guerra será una guerra terrible. Creo que ellos también entienden que la próxima guerra será diferente”.

Un instituto de estrategia y seguridad de Nueva York, Soufan Groupe, acaba de publicar otro informe sobre la potencia de Hezbollah, al que califican como una “fuerza por procuración” de Irán en Oriente Medio.

El instituto se muestra soprendido por la flexibilidad de las fuerzas militares de Hezbollah y su capacidad para adaptarse a las diferentes situaciones, a pesar de las bajas que el movimiento libanés ha padecido en Siria. Destacan que, en contra de las expectativas, la presencia de combatientes de Hezbollah en Siria no les ha agotado sino que ha aumentado su experiencia de combate.

“Esta nueva experiencia militar se suma a un arsenal de cerca de 100.000 misiles y cohetes que Irán ha suministrado a Hezbollah tras la guerra de 2006, mostrando hasta qué punto el movimiento libanés podría amenazar seriamente la seguridad de Israel”, apunta el informe.

Soufan Groupe confirma que los cohetes de Hezbollah son capaces de alcanzar la totalidad del territorio israelí, incluso a las regiones más protegidas del sur. El elevado número de cohetes puede convertir en completamente ineficaz el escudo israelí de protección.

“Irán ha equipado a Hezbollah con misiles anticarro teledirigidos Kornet. En Siria Hezbollah ha tenido ocasión de mejorar considerablemente sus tácticas de combate clásicas, lo que le permitiría hoy tener capacidad de causar grandes daños a las unidades blindadas israelíes en caso de un nuevo choque”, concluye el informe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario