viernes, 26 de agosto de 2016

El Pentágono privatiza el espionaje en Siria

El 27 de julio el Pentágono publicó un contrato adjudicando a empresas privadas de seguridad las tareas de espionaje en Siria, que se unirán a los 300 soldados de las fuerzas especiales que combaten junto a los kurdos.

Es otro paso más en reconocer su implicación directa, sin yihadistas interpuestos, en la guerra, además de que no ceja en su intento de destruir el país por completo, un proyecto que para el imperialismo tiene alcance estratégico.

La empresa contratista es Six3 Intelligence, una empresa que acaba de ser adquirida por  CACI International. El contrato asciende a 10 millones de dólares por suministrar “servicios de inteligencia y análisis”.

Según el Pentágono su tarea se desarrollará el año que viene en Alemania, Italia y, sobre todo, en Siria. No publicaron muchos más detalles. No se sabe cuántas personas ejercerán de espías en esos países. Es posible que sólo se trate de analistas con la misión de respaldar al contingente que ya se encuentra sobre el terreno.

Según Sean McFate, profesor del Instituto de Asuntos Exteriores de la Universidad de Georgetown, autor de la obra “Shadow War” (Guerra en la sombra) y antiguo mercenario, Six3 no es un suministrador de “servicios de inteligencia y análisis” como los demás. Es una empresa privada de inteligencia y espionaje y el hecho de externalizar ese tipo de tareas militares muestra hasta qué punto en tiempos de guerra el Pentágono depende de ese tipo de servicios.

Six3 trabaja con los organismos públicos de espionaje de Estados Unidos y está especializada en identificación digital y biométrica. Su antiguo director ha afirmado que el 95 por ciento de sus efectivos tenía el nivel de más elevado de autorización para penetrar en los secretos de defensa del Pentágono.

El sitio web de Six3 define así su departamento de biometría: “Nuestra experiencia va de los huellas dactilares, el iris y el rostro, pasando por el análisis médico y forense”. Se trata de funciones más bien policiales que militares, pero la empresa no tiene muchos contratos con el Pentágono, aunque ya trabajaron en Afganistán y en Europa en el marco de programas anti-insurreccionales y otro tipo de proyectos militares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario