domingo, 7 de agosto de 2016

Alepo es el Stalingrado del yihadismo

En medio de feroces combates entablados desde hace una semana, esta mañana 22 grupos yihadistas coaligados como Jaish Al-Fatah han logrado romper parcialmente el cerco del ejército sirio sobre sus posiciones en el sur de Alepo.

La cadena de televisión Al-Mayadin calcula que en este frente los yihadistas han lanzado al combate entre 8.000 y 10.000 milicianos en seis oleadas sucesivas. La última de ellas dura ya 24 horas ininterrumpidas.

La brigada Rezwan de Hezbollah se ha visto obligada a tomar posiciones en refuerzo del ejército regular para avituallarse y tratar de recuperar las posiciones en Al-Ramusseh, que ha caído en manos de los yihadistas.

A las 18:40 UTC de esta tarde otros 2.000 efectivos de la unidad irakí “Al-Nojaba” se han unido a las tropas que tratan de detener la ofensiva yihadista en Alepo.

Uno de los más altos oficiales de Hezbollah, el general Hassan Mahmud Issa, conocido con el sobrenombre de Abu Issa, acaba de caer en el combate esta misma tarde en las cercanías de Al-Mashirfa, al sudoeste de Alepo.

El dirigente militar de Hezbollah era originario de la ciudad de Hadatha, al sur del Líbano, aunque vivía en Beirut.

El general Hassan Mahmud Issa
Los combates más sangrientos se están desenvolviendo en los alrededores de la Academia de Artillería, donde los muertos por ambos bandos se cuentan por centenares. Los bombaderos del ejécito sirio están atacando intensamente la Academia para aislarla del resto de las fuerzas asaltantes.

Aunque el ejército sirio garantiza la seguridad en el barrio de Al-Hamdaniyeh, al sur de Alepo, ha sufrido numerosas bajas, lo que ha permitido la infiltración de grupos yihadistas, que han salido del cerco en el que estaban sumidos.

Además de lanzar gases, los yihadistas están haciendo un uso masivo de cientos de camiones cargados de explosivos, lo que les ha permitido romper el cerco y abrirse camino entre las filas del ejército regular sirio, si bien la ruta está cubierta por un potente fuego de artillería.

Toda la zona ha sido declarada como zona de combate por el ejército regular a fin de que los civiles no se adentren por sus calles. Para desplazarse los yihadistas han practicado túneles por debajo de los edificios.

Según el diario Al-Alam, los milicianos yihadistas están dirigidos por oficiales extranjeros, algunos de lo cuales se han identificado como israelíes, turcos, estadounidenses, saudíes y qataríes, quienes han puesto en funcionamiento drones de reconocimiento de última generación cargados de explosivos.

Fuente sirias afirman que el objetivo de la ofensiva no es otro que impedir que los oficiales extranjeros sean sorprendidos en el cerco de Alepo dirigiendo las operaciones de combate de los yihadistas. No obstante, algunos de ellos ya han logrado escapar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario