viernes, 15 de julio de 2016

Los imperialistas negocian en secreto con el gobierno de Bashar Al-Assad

La semana pasada el general Alberto Manenti, director de la inteligencia italiana, viajó a Damasco para entrevistarse con delegados del gobierno de Damasco.

El miércoles el primer ministro turco, Binali Yildirim, manifestó su disposición para desarrollar unas buenas relaciones con el gobierno de Siria. Los turcos le ven las orejas al lobo.

Varios países miembros de la llamada “coalición internacional” contra Siria también han iniciado conversaciones con el gobierno de Bashar Al-Assad para retirarse de la guerra. Entre esos países se hallan varios Estados miembros de la Unión Europea y de la Commonwealth, informa la Red Voltaire.

El medio estadounidense “Moon of Alabama” habla de un “cambio atmosférico” en Siria.

Bashar Al-Assad no se va de Damasco pero David Cameron ya se ha ido de Londres. Un criminal menos, el que decía que “Assad debía marcharse”.

El cerco sobre el Frente Al-Nosra se estrecha en Alepo, si no se ha cerrado ya completamente. El ejército regular se apresta a ganar una batalla decisiva.

Si, la atmósfera ha cambiado. Ahora Hollande es partidario de combatir también a Al-Nosra, esos mismo que hace sólo cuatro años hacían tan “buen trabajo” en Siria, según palabras del ministro francés de Asuntos Exteriores.

¿Habrá campaña de las ONG contra el bloqueo de Alepo?, ¿hablarán de una “crisis humanitaria” para abrir de nuevo el corredor?, ¿para alimentar a una población desnutrida?, ¿para curar a los heridos?

Antes de la guerra Alepo tenía dos millones de habitantes; ahora apenas quedan 40.000 según The Guardian. Los demás han huido para refugiarse... en la zona controlada por el ejército regular.

La demagogia se ha acabado. El recurso a unas negociaciones encubiertas pone de manifiesto que el imperialismo y sus lameculos, especialmente saudíes y turcos, se van con el rabo entre las piernas. Su derrota no puede ser más
escandalosa.

Ya no hay oposición “moderada”. Ahora el secretario de Estado Kerry cambia de registro y quiere hacer lo que dijeron los rusos hace meses: ampliar el listado de organizaciones terroristas para incluir, entre otros, a Ahrar Al-Sham y Jaysh Al-Islam.

Ahora los “moderados” también quieren negociar con el gobierno de Damasco. Se levantaron de la mesa de Ginebra y ahora quieren volver a sentarse en ella. Alguien se lo ha recomandado así: Arabia saudí, Qatar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario