sábado, 16 de julio de 2016

Fracasa el intento de golpe de Estado militar en Turquía

Ayer por la tarde una parte del ejército se levantó en armas contra el gobierno de Erdogan, llegando a apoderarse de importantes instituciones, como la televisión pública, así como del aeropuerto internacional de Estambul y los puentes sobre el estrecho del Bósforo.

Tanto en Ankara como en Estambul se produjeron enfrentamientos y tiroteos, en los que han muerto más de 90 personas. A primeras horas de la noche se escucharon bombardeos en los alrededores del Parlamento en Ankara.

No obstante, esta madrugada los golpistas se rendían y el gobierno tomaba los puentes sobre el Bósforo.

La gravedad de la situación trasciende a la propia Turquía, un país cuyo ejército forma parte de la OTAN y cuyas fronteras con Siria e Irak están en guerra.

Hace unos días ya alertamos aquí de que Turquía estaba en la cuerda floja y de que su aislamiento internacional la había conducido a un viraje político y al reciente cambio en la presidencia del gobierno.

El nuevo gobierno lo escenificó al verse obligado a reconciliarse con Rusia y los continuos desmentidos que tuvieron que encadenar consigo mismos ante los medios de comunicación de todo el mundo. Turquía no sólo reconoció su culpabilidad en el derribo del avión ruso que participaba en la guerra de Siria sino que reconoció públicamente que se disponía a indemnizar por todos los gastos que ello hubiera ocasionado.

El intento de golpe de Estado pone de manifiesto la ruptura de uno de los eslabones más importantes del imperialismo en Oriente Medio. En el momento de la intentona, John Kerry se encontraba en Moscú y no pudo disimular un gesto de contrariedad durante la rueda de prensa.

Los imperialistas creen poder estrechar el cerco sobre países como Siria, Rusia o China, entre otros, para lograr sus propósitos. Para ello cuentan con lacayos, como Turquía. Ahora ya saben que sus lacayos no son tan sólidos como creían. También han aprendido que no les va a bastar “con estrechar el cerco”. Necesitan tratamiento de choque.

1 comentario:

  1. El Frente Popular (Halk Cephesi) y la izquierda revolucionaria turca sobre el intento de golpe de estado


    El Frente Popular (Halk Cephesi) ha publicado el siguiente comunicado sobre el intento de golpe de estado:


    Ni golpe de estado ni AKP!

    Viva Turquía independiente!

    No queremos sirvientes americanos, ni AKP ni ejercito turco!

    Queremos poder popular!


    Durante la noche empezaron a venir las noticias sobre el golpe de estado en contra del gobierno. Esto es la consecuencia del régimen de AKP. De momento esto da impresión de una pelea de perros pero mas tarde se convertirá en ataque contra el pueblo y contra los revolucionarios. No es la primera vez que somos testigos de un golpe militar ni de un toque de queda. Llamamos a todos a que establezcan guardias en los barrios y que protejan al pueblo de la posibilidad de ataques. El pueblo no se rendirá ante vuestros golpes militares. Desde que AKP esta en poder, el gobierno no es capaz de resolver los problemas del pueblo y ha causado sufrimiento popular por hambruna y pobreza. En el pasado no nos rendimos ante las leyes fascistas y hoy seguiremos con la resistencia. Este país, esta patria es nuestra! Hasta que expulsemos a los americanos y sus colaboradores no dejaremos de resistir.

    Halk Cephesi.




    Además del comunicado, los revolucionarios de Cephe (milicias del DHKP-C) han organizado patrullas y puestos de control en todas las entradas y salidas de los barrios de Gazi y Okmeydani. Allí controlan los vehículos que pasan para mantener la seguridad de los barrios y protegerse de las posibles provocaciones fascistas e islamistas que podrían aprovechar el caos para llevar a cabo los ataques contra el pueblo y revolucionarios.

    Traducción remitida por camarada.


    ResponderEliminar