martes, 19 de julio de 2016

Estados Unidos ha perdido el control de Oriente Medio

El sitio “Zero Hedge” se hace eco de las declaraciones de un antiguo dirigente de la CIA, Gary Bernsten, según las cuales “Obama ha perdido el control de Oriente Medio” y el imperialismo se va a ver ante una situación muy difícil (1).

El golpe de Estado en Turquía sería la última demostración de que eso es cierto y, en cualquier caso, del grado de deterioro de las relaciones entre ambos países, siempre tan hermanados hasta la fecha.

Buena muestra de ello han sido las declaraciones del primer ministro turco, Binali Yildirim, que ha despotricado -sin mencionarlo- contra Estados Unidos porque abriga al “terrorista Gülen”, llegando al extremo de hablar de “país enemigo”.

Kerry se vio obligado a negar cualquier implicación de Estados Unidos en la intentona, afirmando que Estados Unidos no sabía de antemano lo que iba a ocurrir en Turquía, lo cual es falso. En pocos países del mundo las antenas de inteligencia imperialistas son más activas que en Turquía, un puntal de la OTAN en Oriente Medio.

El secretario de Estado mentía porque dos días antes del golpe la inteligencia francesa ordenó el cierre de la embajada en Ankara y del consulado en Estambul por “razones de seguridad” hasta “nueva orden” (2).

Esto demuestra lo obvio, a saber que Estados Unidos sabía de antemano que estaba a punto de producirse un golpe militar y, por supuesto, que Francia está mucho mejor informada de lo que ocurre en Turquía que de lo que ocurre en su propia casa, donde la policía nunca sabe nada.

En Moscú Kerry tuvo una enigmática intervención ante los periodistas para referirse al golpe de Estado, al aludir a la necesidad de reconocer la “continuidad” del poder en Turquía, lo que se puede interpretar de muchas maneras, pero sobre todo de una: la de que cualquiera que fuera quien ostentara el poder, debería asegurar que todo siguiera como hasta ahora.

La mejor interpretación de aquellas palabras hay que relacionarla con otras posteriores en las que previene de una “posible degradación de las relaciones” entre ambos países si Turquía continúa con sus “acusaciones gratuitas”, en referencia a las imputaciones contra Gülen, sobre las que Erdogan “carece de pruebas”, según Kerry.

El acontecimiento decisivo del golpe no tuvo como escenario a Ankara ni a Estambul sino a Marmaris, junto al Mar Egeo, en uno de cuyos hoteles se hospedaba Erdogan. Las fuerzas de operaciones especiales desembarcaron en la costa, mientras la aviación golpista bombardeaba el hotel que, casualmente, Erdogan había abandonado sólo unos minutos antes.

Entonces el presidente turco voló en un avión hacia Estambul por encima de Esmirna, bordeando la costa mediterránea, seguido por cuatro cazas F16 de los golpistas, que en ningún momento intentaron derribarle (3).

El plan de los golpistas nunca fue, pues, matar a Erdogan sino de apoderarse de él, secuestrarle, obligarle a dimitir y luego enviarle al exilio. Así se deduce también de los comunicados que fueron saliendo en los medios controlados por los golpistas y por Estados Unidos.

No obstante, es posible una segunda interpretación de los mismos hechos: los golpistas creyeron que Erdogan arrojaría la toalla y huiría al extranjero en el avión.

El golpe ha puesto de manifiesto, además, que uno de los aviadores que ha participado en el mismo, partidario de Fetthulah Gülen, es el que derribó al caza ruso en noviembre del pasado año (4), lo cual también se presta a alguna reflexión interesante.

Hay que recordar que entonces, hace ocho meses, algunas informaciones dijeron que la orden de derribo no procedió de Turquía sino de la base aérea de la OTAN en Torrejón de Ardoz, cerca de Madrid.

Si ambas informaciones son ciertas, entonces el derribo del caza ruso sería otra demostración del intento de Estados Unidos y la OTAN por enturbiar las relaciones de Turquía con Rusia.

Finalmente, para entender el rompecabezas turco también hay que poner encima de la mesa el bloqueo de la base aérea de la OTAN en Incirlik, verdadero centro de operaciones del imperialismo en Oriente Medio desde donde despegan los aviones que bombardean Irak y Siria.

Los fieles a Erdogan sabían que el origen del golpe estaba en Incirlik, por lo que detuvieron al comandante y a varios oficiales de la base, es decir, a miembros operativos de la OTAN, la incomunicaron privándola de suministro eléctrico e impidieron el acceso y la salida de la misma.

No creemos necesario abundar en la trascendencia de este bloqueo, ni en el significado de la captura de las bombas nucleares B-61 que había en los silos, que no sólo comprometía a Turquía sino toda la estrategia militar del imperialismo en Oriente Medio.

Como bien dice el agente de la CIA, el imperialismo ha perdido el control en Oriente Medio y pronto veremos el alcance y las consecuencias de ello.

(1) http://www.zerohedge.com/news/2016-07-16/going-get-very-ugly-former-top-cia-officer-says-obama-has-lost-control-middle-east
(2) http://ici.radio-canada.ca/breve/61589/fermeture-ambassade-et-consulat-france-en-turquie
(3) http://uk.reuters.com/article/us-turkey-security-plot-insight-idUKKCN0ZX0Q9
(4) http://www.hispantv.com/noticias/turquia/281968/turquia-golpe-militar-su-24-rusia-piloto

No hay comentarios:

Publicar un comentario