sábado, 23 de julio de 2016

El fracaso del golpe militar en Turquía favorece la guerra contra los yihadistas en Siria

El fracaso del golpe militar en Turquía ha debilitado a los yihadistas en el frente de Latakia. “Los combates que han tenido lugar en los últimos días [...] podrían ser el último proceso de limpieza de grupos terroristas” en aquella región, e incluso en las de Alepo e Idlib, comenta la agencia libanesa Al-Manar (*).

La coordinación de los yihadistas con la inteligencia turca ha quedado dañada o simplemente ha desaparecido. En la actualidad la inteligencia turca se concentra sólo en los temas internos y el Ejército turco está sufriendo una depuración. Esto, unido al interés del régimen de Erdogan por desarrollar vínculos con Rusia e Irán, amigos de Siria, va a tener un impacto muy favorable para el gobierno de Bashar Al-Assad.

El caos en Turquía ha debilitado las entregas de suministros a los yihadistas, que sufren una aguda escasez de municiones debido a la pérdida de varias importantes arterias de comunicación con la frontera turca, como la Carretera del Castillo.

Por su parte, el ejército regular sirio y sus aliados han enviado refuerzos a Alepo con el fin de asegurar las conquistas realizadas y llevar a cabo otros avances que garanticen la victoria del ejército regular.

Según el periódico As-Safir, en los últimos días han llegado refuerzos militares a Alepo, incluyendo unidades de la Guardia Republicana, la fuerza de élite del ejército regular. Tropas de Hezbolah se han desplegado también al sur de la ciudad de Alepo junto al ejército sirio. Hezbolá considera que la batalla de Alepo es ahora la más importante y está concentrando una importante fuerza en este frente.

Muchos civiles de las zonas ocupadas de Alepo desean una pronta liberación de la parte de la ciudad ocupada por los grupos terroristas que impiden el progreso económico en la misma. Estos ciudadanos, sometidos a un régimen de terror por los grupos terroristas, esperan ver pronto el día en que los militares sirios penetren en sus zonas.

Un residente en el este de Alepo “Abdur Rahman”, que estuvo cercano al llamado “Ejército Sirio Libre” al inicio de la guerra, dijo al periódico libanés As-Safir que ha abandonado el campo de la “revolución” y señala que las diferencias entre los diferentes grupos en Alepo se ha incrementado tras el progreso del ejército sirio y sus aliados.

Tras la retirada de los agentes de inteligencia turcos, la desmoralización ha cundido entre los yihadistas, muchos de los cuales buscan ahora una salida para huir hacia Idlib.

(*) http://spanish.almanar.com.lb/adetails.php?eid=133802&cid=23&fromval=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada