viernes, 3 de junio de 2016

La podredumbre de la prensa imperialista sale a la luz otra vez más

El diario británico The Guardian, uno de los más influyentes de Gran Bretaña, ha confesado (*) que uno de sus periodistas, Joseph Mayton, se inventaba las entrevistas y que simulaba haber asistido a acontecimientos en los que jamás estuvo.

Desde 2009 Mayton, que vive en California, formaba parte de la delegación del diario en Estados Unidos y en sus artículos insertó citas falsas y redactó entrevistas que no llevó a cabo. Los falsos entrevistados han desmentido haberle hablado nunca.

Por su parte, el desaparecido periódico “News of the World” ha retirado de internet 13 artículos firmados por Mayton.

The Guardian investigó la veracidad de 64 artículos publicados por el periodista e interrogó a 50 personas que habían participado en ellos, concluyendo que son muchos los falsificados y otros más son dudosos.

El caso Mayton sigue al de Jayson Blair, periodista del New York Times que fue despedido en 2003 por plagio e invención de los hechos.

En 2011 The Guardian promovió una investigación de Leveson sobre las prácticas repugnantes del periodismo británico. Las conclusiones ocupan 1.987 páginas, de las que se desprende que el ahora desaparecido diario “News of the World” pirateó los mensajes de correo de voz de teléfonos móviles de políticos y famosillos.

El ejemplo más sangrante fue el de Milly Dowler, una chica de 13 años de edad asesinada y cuyo correo de voz fue interceptado después de haber desaparecido.

Las escuchas telefónicas pusieron al descubierto una red mafiosa de conexiones entre los tres pilares básicos del Estado burgués: la prensa, la policía y los políticos. La policía estaba en el punto de mira por no investigar a fondo los casos de escuchas telefónicas en ocasiones anteriores. Los políticos se vieron envueltos por la asociación del Primer Ministro David Cameron con antiguos editores del “News of the World” y también debido a la concentración del capital en los medios de comunicación.

“News of the World” era propiedad del gángster Rupert Murdoch, también propietario de Times y The Sun. Al mismo tiempo, News Corporation de Murdoch esperaba la aprobación para apoderarse de BSkyB, la mayor cadena de televisión vía satélite de Gran Bretaña.

(*) http://www.telegraph.co.uk/news/2016/05/26/guardian-admits-rogue-reporter-fabricated-interviews/


No hay comentarios:

Publicar un comentario