miércoles, 15 de junio de 2016

Furbo (que diría Villar)

Jose Antonio Camacho
B.

El entrenador de fútbol y exseleccionador español (cuando todavía no era "La Roja" cuya patente, por decirlo así, la tiene Chile, que es quien verdaderamente está autorizada a llamarse así), además de comentarista en "Tele-Circo" de la Eurocopa que se está jugando en París, José Antonio Camacho, un espécimen por lo demás sanguíneo, brutal, irascible -ya lo era como jugador-, que parece que está permanentemente de mala ostia, aunque, eso sí, muy castizo, muy "españóss" y "echao p'alante", ha dicho antes de que empezara el partido (el lunes pasado) entre su querida España y la República Checa (y no "Chequia", pues si hay "checos" no hay "chequios") que, en jornadas como esa -propias de un "partido del siglo", como lo pintan estos fantasmillas vividores del "Planeta Fútbol"- "habría que dar permiso en oficinas y colegios para que todo el mundo pudiese animar a La Roja". Así, como lo leen. No animó a salir a la gente a silbar -no diremos ya el himno, como hacen otras aficiones- al portero De Gea para manifestar que el pueblo español no quiere a "celestinos" trotaconventos y alcahuetes que proporcionen putillas a fogosos colegas con guita que lo representen, no, esto no, no vaya a ser que ese pueblo se desperece y le dé por pensar siendo mejor idiotizarlo hasta el paroxismo como hace este patán rastacuero de Camacho.

A los que ya tenemos cierta edad, nos recuerda esta frase sabia y olímpica de Macho Camacho a otra que decía un exministro falangista de Franco cuando fungía de Ministro de Cultura, nada menos, Solís Ruiz se apellidaba, que dijo, con la sonrisa que le caracterizaba -la "sonrisa del Régimen" le apodaron en la prensa adicta y no adicta, caso de haberla-, sin despeinarse (era calvo): "menos latín y más deporte". Lo decía el ministro, repetimos, de Cultura y Deporte, recordando a los "balillas" fascistas de Mussolini a quienes copiaron los falangistas creando el Frente de Juventudes que a la mayoría de los centenares de miles de nuestros lectores -y lectoras para que nadie se nos mosquee- les sonará a chino mandarín.

Para sabia de verdad la frase de un marxista, en este caso el gran Groucho que decía: "la televisión ha hecho maravillas por mi cultura. En cuanto alguien enciende la TV, voy a la biblioteca y me leo un buen libro".

Buenos días.

1 comentario:

  1. de donde sacais estos articulos del tal bianchi ese?

    ResponderEliminar