viernes, 10 de junio de 2016

El Salvador: otro país en bancarrota financiera

A finales de este año El Salvador podría declararse en quiebra, dejando de pagar sus obligaciones financieras, si no frena o reduce su alto índice de endeudamiento, según un informe de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

Son las conclusiones sobre coyuntura económica de la Fundación correspondiente al primer trimestre de este año. “Si no hay dinero adicional el Estado tiene contados los meses para operar normalmente”.

El director del departamento de Estudios Económicos de la Fundación, Álvaro Trigueros, aseguró que esto se podría decretar el próximo mes de diciembre de este mismo 2016 y se manifestará con señales claras y graves como la falta de pago de salarios y otros compromisos financieros, aunque, obviamente, esto “dependerá del encargado de la caja”, en cuanto a qué o no pagar, aclaró.

Según Fusades, a pesar de que el año pasado déficit fiscal disminuyó en 55,3 millones de dólares, ha sido insuficiente para detener el ascenso de la deuda pública, que aumentó del 59,8 al 61,4 por ciento, lo que quiere decir que por cada 100 dólares que se producen en el país, alrededor de 61 se destinan a pagar deuda.

Sin embargo, en el primer trimestre de este año, el déficit fiscal alcanzó 146,2 millones de dólares, menor que los 164,9 millones del mismo periodo del año pasado.

A pesar de ello, el desequilibrio fiscal se ha traducido en problemas de liquidez que se reflejan en acumulación de pagos atrasados por 306,5 millones de dólares a diciembre del pasado año; crecimiento acelerado del saldo de Letras del Tesoro, al alcanzar 873,8 millones en mayo y solicitudes de nueva emisión de bonos por 1.200 millones de dólares.

El colón es la unidad monetaria de El Salvador, aunque desde 2001 ha sido sustituido progresivamente por el dólar estadounidense.

No hay comentarios:

Publicar un comentario