domingo, 12 de junio de 2016

El presidente kurdo Barzani vende armas a los yihadistas

Barzani abraza al jefe del Pentágono
Michael Rubin

El Kurdistán iraquí ha gastado millones de dólares en presionar para presentarse como una democracia, como un aliado ideológico de Estados Unidos en la zona y comprometido en la lucha contra los grupos del Califato Islámico, también conocido como ISIS. La realidad es mucho más compleja.

En las semanas previas a que el ISIS sitiara Mosul, parece ser que el Gobierno Regional de Kurdistán proporcionó al ISIS algún armamento, como misiles antitanque Kornet, con la finalidad de que el gobierno central, del cual el presidente de la región del Kurdistán iraquí, Massoud Barzani, fue destituido tras una disputa política.

Barzani rechazó las repetidas peticiones de la comunidad yazidí (*) para, en primer lugar, enviar fuerzas peshmergas de refuerzo que los defendieran, y, después, para que al menos dotara a los yazidíes de armas para defenderse a sí mismos. A medida que el ISIS avanzaba, los peshmergas desaparecieron, dejando a las comunidades yazidíes desarmadas e indefensas. Los asesinatos masivos de chicos y hombres yazidíes y la esclavitud de las mujeres fueron los resultados directos.

El pasado agosto, poco antes de que el mandato de Massoud Barzani expirase, sus fuerzas de seguridad transportaron por las calles de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, armamento y equipo donados por la comunidad internacional para luchar contra el ISIS. En vez de usarlo para ello, parece que lo almacenaron para reforzar sus propias milicias contra otros rivales kurdos.

Más recientemente, las fuerzas kurdas han vendido armamento enviado por Alemania para su propio beneficio personal. Mientras que el Gobierno Regional de Kurdistán dice no tener dinero para pagar salarios, veteranos dirigentes han encontrado millones para construirse enormes mansiones.

Ahora un portavoz del Gobierno Regional kurdo ha manifestado que pudiera no ser interés de los kurdos derrotar al ISIS. Hiwa Afandi, director del Departamento de Información y Tecnología, tuiteó que “estratégicamente, es un gran error eliminar al ISIS antes de que acabemos con los milicianos del Hashd. Representan un peligro mucho mayor para los iraquíes”.

¿Cree un destacado miembro del partido de Barzani que luchar contra los chiítas debiera tener preferencia a derrotar al ISIS? ¿Y la respuesta de la administración Obama? Dar a los kurdos otros 415 millones dólares.

A veces, echar dinero sobre un problema no resuelve el problema, especialmente cuando los kurdos parecen poner mas énfasis en recibir ayuda que en luchar contra la corrupción, y cuando la derrota del ISIS es un objetivo secundario en los juegos políticos internos de Irak.

Fuente: http://www.aei.org/publication/kurdish-official-calls-defeating-isis-a-huge-mistake/
(*) Los yazidíes son kurdos practicantes de una religión de origen zoroástrico [Nota.del Editor].

No hay comentarios:

Publicar un comentario