domingo, 19 de junio de 2016

El pistolero de Orlando ha dejado de ser actor

Cuando todo el mundo se olvida de una noticia, de esas “de impacto”, las que llenan las portadas de los diarios, no hay nada mejor que seguirle la pista para comprobar hasta dónde llega el engaño.

Así hemos sabido, por ejemplo, que uno de los yihadistas que participó en las matanzas de París y Bruselas, el famoso Salah Abdeslam, era adicto a las máquinas tragaperras y que Omar Mateen, el de la matanza de Orlando, era actor de cine.

Decimos lo de “era” no porque haya muerto sino porque le han borrado de la base de datos Imdb (Internet Movie Database) en la que estaba hasta hace un par de días.

Allá nos enteramos de que Mateen, además de juerguista y homosexual, era un actor que en 2011 había participado en el documental “The Big Fix” y dos años después en otra película, ‘Love City, Jalalabad’.

Pero ahora le han borrado de la base de datos. Aparece su nombre, pero no aparece en ningún película, como si fuera un actor que jamás ha participado en ninguna película. ¿No es un poco raro? También ha desaparecido de los títulos de crédito de la primera película.

“The Big Fix” se rodó para relatar las tareas de limpieza de la playa de Pensacola, en Florida, en la que Mateen trabajaba como vigilante. La playa había sido contaminada el año anterior por unos vertidos de petróleo y en su intervención Mateen se queja de los trabajadores que trataban de eliminar los vertidos.

En ‘Love City, Jalalabad’ interpreta un papel que se corresponde con la realidad posterior: el de “chico malo”.

Que a alguien le borren de los títulos de crédito de una película y de una base de datos de actores, debe tener algún significado, como también debe tenerlo que dos de los primeros testigos que aparecieron en la escena del crimen también lo sean.

Son actores como Luis Burbano, entrevistado por ABC News, que tiene su ficha en la base de datos Imdb, y Orlando Torres que en su perfil de Facebook también dice que participó en una película interpretando el papel de proxeneta.

A partir de aquí, la imaginación se calienta y algunos dicen que la matanza de Orlando no ha existido, que se trata de una película de ficción...

Es cierto que en bastantes matanzas, como la de Orlando, cometidas en Estados Unidos han aparecido actores y que uno de los servicios que venden las empresas de mercenarios, como G4S, en la que trabajaba Mateen, es el entrenamiento militar y policial con tiroteos, según ellos mismos reconocen en su página web.

Antes G4S se llamaba Wackenhut y siempre ha sido una de las múltiples pantallas de la CIA. No sólo había entrenado a Mateen en matanzas como la de Orlando, sino que era ella la que le autorizó a llevar las armas con las que cometió la masacre.

G4S es cliente de la empresa ‘Crisis Cast’ que, como su propio nombre indica, se dedica a suministrar actores especializados en escenas de crisis. Como dicen en su página web, están en condiciones de suministrar hasta 400 actores entrenados para participar en tiroteos:

“Nuestros actores están entrenados sicológicamente para el comportamiento de criminal y de víctima. Aportan un realismo intenso a los incidentes de pérdidas masivas simuladas en el campo de batalla, en el transcurso de secuestros y de situaciones de rescate y de evacuaciones de urgencia, así como incidentes de amenazas hostiles en lugares urbanos o públicos”.

Más adelante añaden: “Somos capaces de utilizar técnicas y disciplinas en películas especializadas para aportar lo mejor al teatro y al cine en simulaciones inmersivas y vivas” (*).

(*) http://crisiscast.com/solutions/

No hay comentarios:

Publicar un comentario