martes, 14 de junio de 2016

El Pentágono financia a los peshmergas kurdos con 415 millones de dólares

Ashton Carter, secretario de Defensa
Richard Sisk

Los peshmergas kurdos recibirán 415 millones de dólares de Estados Unidos para que se incorporen a la ofensiva de Mosul, ayudados por 217 efectivos de Operaciones Especiales norteamericanos presentes en batallones como consejeros, con las fuerzas iraquíes, según declaraciones del secretario de Defensa Ashton Carter.

En una corta visita a Bagdad, Carter también dijo que podrían enviarse a Irak helicópteros de ataque AH-64 Apache y sistemas de cohetes Lockeed Martin M142 High Mobility Artillery, con vistas a “acelerar” la campaña contra el Califato Islámico en Irak y Siria, o ISIS.

Los Apache tripulados por norteamericanos hasta ahora solo se han usado para luchar contra amenazas a fuerzas norteamericanas, pero el anuncio de Carter sugiere que podrían enviarse para apoyar a las fuerzas iraquíes que ahora están luchando por avanzar contra el ISIS partiendo de la base de Makmour, unas 60 millas al sudeste de Mosul. A causa de la política interna iraquí y de que las presiones de Irán no se muestren muy dependientes del apoyo de Estados Unidos: el primer ministro iraquí Haider Al-Abad ha rechazado en el pasado el uso de helicópteros Apache para respaldar las fuerzas iraquíes, en ocasiones tales como la recuperación de Ramadi en la provincia de Anbar, a principios de año.

Los sistemas de cohetes HIMARS ya se han dispuesto para defender a las tropas de Estados Unidos en la base aérea de Taqqadam, en el sur de la provincia de Anbar, y otro sistema montado en Jordania fue dirigido el pasado mes hacia Siria para apoyar a milicias respaldadas por Estados Unidos contra el ISIS.

Los 217 miembros de las Operaciones Especiales elevarán la cifra oficial de efectivos norteamericanos en Irak a más de 4.000, por primera vez desde que los miembros del ISIS entraran en Siria en junio de 2014 ocupando amplias franjas de Irak. La cantidad autorizada de tropas ha sido de 3.870, y la adición de 217 colocaría la cifra oficial en 4.087. Sin embargo, el número actual de tropas estadounidenses en Irak de forma habitual ha excedido los 5.000 durante los últimos meses, debido a solapamientos en la rotación de tropas y el despliegue de personal en destinos provisionales, que no cuentan para la cifra total oficial, según portavoces militares norteamericanos.

En una entrevista con Charlie Rose para la CBS, Barack Obama dijo que el despliegue de más consejeros y sistemas adicionales de armas eran parte del plan global para respaldar a las fuerzas locales contra el ISIS, pero en esencia concedió que la recuperación de Mosul no tendrá lugar antes de dejar el cargo.

“Ya que hemos visto la voluntad de los iraquíes de luchar y ganar terreno, nos aseguraremos de que les damos apoyo”, declaró Obama. El apoyo adicional “estrechará el lazo” sobre el ISIS, pero sugirió que la toma de Mosul pudiera ser dejada en manos de su sucesor en la Casa Blanca. El pasado mes Carter decía que Obama le pregunta continuamente qué se puede hacer para recuperar Mosul este año. Según declaró el presidente a la CBS “mis expectativas es que a finales del año hayamos creado las condiciones para que Mosul caiga”.

En una visita a las tropas en el aeropuerto internacional de Bagdad, Carter dijo que la escalada de la campaña contra el ISIS y el despliegue de los 217 efectivos especiales era para “asegurar que la derrota del ISIS fuera duradera”. “Los iraquíes llevan aún ventaja. Eso no ha cambiado”, declaró el secretario a la NBC Nightly News. Las tropas y los sistemas de armamento adicionales son “dispositivos que continuarán el proceso de acelerar la derrota de ISIS”, añadiendo que “estoy muy seguro de que nuestro enfoque operativo es el correcto”.

Sin embargo “al final las fuerzas irakíes tendrán que efectuar ellas mismas la derrota. Podemos ayudarlos, no podemos sustituirlos”, incluso pese a que “los norteamericanos están en peligro aquí todos los días. Como secretario de Defensa, me tomo esto más en serio que cualquier otra cosa”.

Carter sugirió que los norteamericanos están más en riesgo a medida que la campaña acelere su esfuerzo en la derrota del ISIS. “Necesitamos conseguir esto lo antes posible, y esto implica ser más agresivos en los movimientos que hacemos”. El mes pasado [marzo] un sargento resultó muerto y otros ocho marines heridos por un cohete del ISIS que alcanzó un puesto de obuses de la 26º Unidad, cerca de Makhmour.

De los 415 millones de dólares destinados a los peshmergas, Carter solamente dijo que el dinero apoyaría “unidades peshmergas seleccionadas”. Los oficiales kurdos, que luchan con una crisis financiera que ha dejado a los milicianos sin salario durante los tres últimos meses, se mostraron exultantes con el anuncio, y expresaron en Twitter sus alabanzas a Carter.

Lahur Talabani, director del servicio de inteligencia del Gobierno Regional Kurdo, indicó en Twitter su agradecimiento “al gobierno USA por su compromiso y apoyo a nuestras valientes fuerzas peshmergas que se enfrentan al ISIS en nombre del mundo”. “En respuesta a una petición del Gobierno Regional del Kurdistán de asistencia económica, el Departamento de Defensa proporcionará estos fondos de manera mensual para apoyar a selectas unidades peshmergas”, en palabras del portavoz del Pentágono Matthew Allan a la agencia kurda de noticias Rudaw. “Estas fuerzas están entre las más efectivas en la lucha contra el ISIS, y serán críticas en la recuperación de Mosul”, señaló Allan empleando una denominación diferente para el ISIS.

En respuesta al anuncio de Carter, el senador republicano por Arizona John McCain, secretario del Comité del Senado para Temas Militares, renovó su crítica contra el enfoque de la administración Obama en los conflictos en Irak y Siria, diciendo que el despliegue de las fuerzas especiales adicionales es otro ejemplo de “aumentos a regañadientes”. El despliegue de fuerzas adicionales es positivo, dijo McCain, pero el paulatino envío de tropas estadounidenses a zonas en conflicto es una táctica que “raramente gana guerras, pero desde luego puede hacerlas perder”. “Este despliegue es representativo de las crecientes demandas operativas impuestas a nuestro ejército que no están contempladas en un presupuesto de defensa de la presidencia que ya era inadecuado”, declaró el senador. Según McCain no dedicar más dinero a tareas de defensa pone “en un creciente riesgo las vidas de nuestros soldados”.

Fuente: http://www.military.com/daily-news/2016/04/19/beyond-more-us-commandos-mosul-push-includes-415-million-kurds.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario