jueves, 2 de junio de 2016

A la oposición siria el imperialismo le ha puesto la alfombra roja bajo los pies

Bassma Kodmani, la oposición viste de Armani
Karim Mohsen

Cuando Siria se ve destruida por el fuego de la guerra, el pueblo sirio muere y se ve dispersado por las cuatro esquinas del mundo, una “bien nacida” oposición siria se relaja en los palacios parisinos, londinenses y washingtonianos.

Estos opositores “bon chic, bon genre” “por encima de toda sospecha”... ¿de dónde han salido? Esta oposición expatriada ha jugado un papel decisivo en los sucesos que martirizan a Siria desde hace cinco años. ¿Quién es esta oposición, ante la que los medios occidentales ponen la alfombra roja? ¿A quien representa? Si estudiamos bien sus componentes, puede representar cualquier cosa, excepto al pueblo sirio y sus aspiraciones.

En efecto, limitándonos a las personalidades más mediáticas (portavoces oficiales u oficiosos) del “Consejo Nacional Sirio” (el CNS, escaparate de una dispar oposición de heteróclitas organizaciones) se nota que éstas, una élite expatriada de altos vuelos sin lazos con su país de origen no tienen realmente ninguna relación con las inquietudes del pueblo sirio. Y con motivo. Viven fuera de Siria desde hace décadas, frecuentan a los líderes internacionales y son miembros también de organizaciones internacionales.

Los más conocidos de este “escaparate” del CNS son las hermanas (Bassma y Hala) Kodmani, Radwan Ziadeh, Osama Monajed, Najib Ghadbian... Su punto común estriba en que todos actúan en los altos negocios político-económico- financieros y militares en Washington, Londres, Paris... Ziadeh, cuyo curriculum es confuso, es destacado miembro senior de un think-tank de Washington, financiado por el gobierno federal, el US Institute Of Peace, en cuya directiva abundan antiguos militares y agentes del National Security Council.

El USIP es conocido como patrocinador e impulsor de las “revoluciones de color”, sobre todo en la Europa del Este. Es en este mundo de los servicios de inteligencia en donde se mueve este distinguido portavoz del CNS. Ziandeh, con otros, ha enviado un llamamiento al presidente Obama para una intervención militar en Siria. Sus firmantes son “neoconservadores” tales como James Woolsey (antiguo jefe de la CIA), Karl Rove (mentor de George W.Bush, invasor de Irak en 2003). Osama Monajed y Najib Ghadbian no le van a la zaga, con unas trayectorias también facilitadas y engarzadas en Washington y Londres.

Monajed está presente en los platós de las cadenas occidentales y Al Jazira para contar la “realidad” de Siria, llamando al mundo a “la intervención”, con una “asistencia militar directa [a la rebelión]” y a una “ayuda militar extranjera”. Destaquemos que Bassma Kodmani exige una resolución de la ONU, bajo el Capítulo VII, que permita el uso de la fuerza contra el país. He aquí los patriotas que en vez de apelar a una solución del drama sirio desean la invasión de “su” país por fuerzas extranjeras. Esta Basma Kodmani, cargada de diplomas, es la portavoz mas conocida del CMS (de donde dimitió en 2012), pero sigue comprometida de forma activa.

La señora Kodmani es habitual del non plus ultra de las sociedades de Washington, París y Londres, con acceso a las casas de los más poderosos dirigentes del mundo occidental. Y eso son extendernos en su impresionante palmarés (el mismo caso de la mayoría de estos expatriados sirios) en donde destaca por dos veces en reuniones del grupo con aroma a azufre denominado Club Bilderberg, que reúne personalidades estadounidenses y europeas influyentes en los negocios, la diplomacia, y la política, el ejército y los medios, cuya razón de ser es influenciar y orientar a los políticos. La primera vez, en 2008, asistió en tanto que “francesa” y en 2012 (en plena guerra de Siria) como “personalidad internacional”.

La Actividad de Madame Kodmani “va mas allá del simple contexto sirio, englobando la totalidad de la acción de la OTAN sobre el conjunto de los países árabes, musulmanes y de Oriente Próximo”, según estiman los analistas. Sería incluso una pieza clave del proyecto norteamericano-sionista para el mundo árabe. Como miembro de un montón de organizaciones e instituciones tan prestigiosas unas como otras, es desde 2005 directora ejecutiva del ARI (Arab Reform Initiative), cuya financiación está a cargo de la Fundación Ford y realiza un programa de investigación emprendido por el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR), una poderosa herramienta de lobbying.

El ARI es de hecho un anexo del CFR, el proyecto US/Medio Oriente, proyecto norteamericano para Medio Oriente, agrupación de diplomáticos de alto nivel, financiero y oficial de inteligencia, que tiene como objetivo la reflexión sobre la forma de “reformar” Medio Oriente bajo la supervisión de los Estados Unidos. En 2005 los Estados Unidos comenzaron a reunir a expatriados sirios y a trabajar con ellos. También por entonces las relaciones entre Washington y Damasco se vieron deterioradas...

¿Una oposición mediatizada que quiere “liberar” Siria? ¿En función de que intereses?

Fuente: http://www.lexpressiondz.com/article/0/0-0-0/242359.html

1 comentario:

  1. Para mí que lo que quieren es liberar Siria en función de los intereses del pueblo sirio, y que por ello si les da por irse allí a luchar, tras hacer un llamamiento a su querido pueblo a tales efectos, se comen a Bashar Háfez al-Ásad y su tropa como si fueran cascarabitos con los que entretener el hambre. Lo que sucede es que no cayeron en la cuenta y se les debería pedir que por favor no demoren en ir allí a luchar en contra de tan cruento dictador, al lado de los pobrecitos sirios oprimidos que tras hacerles el llamado se les sumen, y que nos dejen a nosotros con nuestros problemas, que ya tenemos suficientes por milenios con gente se similar catadura a la que le pintan al Bashar empeñada en tener a nuestras naciones a modo de feudo y a nosotros a modo de lacayos.
    Buen día

    ResponderEliminar