miércoles, 11 de mayo de 2016

Soros devora la carroña inmobiliaria española

El buitre George Soros
Desde 2014 el especulador estadounidense de origen húngaro George Soros está invirtiendo en España, en busca de gangas y cadáveres en bancarrota, que son muchos.

Realiza sus compras bajo el seudónimo de Quantum Strategic Partners y la naturaleza carroñera de sus inversiones quedó patente desde 2014, cuando tras pincharse la burbuja inmobiliaria compró Hispania, un fondo buitre que está comprando al por mayor viviendas, oficinas y hoteles.

Hispana se ha apoderado de una cartera de inmuebles valorada en 1.425 millones de euros y en su primer ejercicio completo ganó más de 66 millones de euros de beneficios con la especulación.

En el accionariado de Hispania figura Socimi, una empresa para invertir a gran escala en inmuebles que tiene una ventaja fiscal: no paga el Impuesto de Sociedades.

Soros se dio a conocer en 1992 especulando en el mercado internacional de divisas contra la libra esterlina y en todo el mundo ha puesto su dinero al servicio del imperialismo, creando redes clientelares.

En España también es uno de los accionistas de referencia de a constructora FCC junto con Bill Gates. Además está presente en el capital del Banco Santander, Endesa, Iberdrola, Bankia, Liberbank y Aena.

Esta semana ha adquirido un 1,8 por ciento de Telepizza y una participación del 1,77 por ciento en Parques Reunidos, una sociedad que agrupa a diversos parques de atracciones y ocio.

Pero, como en otros países, la presencia de Soros en España no se ciñe sólo a sus sucios intereses mercantiles, sino que también ha creado movimientos sociales y políticos juveniles sin aparente interés de lucro, e incluso “reivindicativos” y “de base”, verdaderos grupos de presión inconfesables que intervienen con consignas aparentemente neutrales, como la “transparencia”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario