jueves, 12 de mayo de 2016

La policía griega le hace un escrache a Syriza

El jueves de la semana pasada los sindicatos mayoritarios de Grecia convocaron una huelga general de 48 horas contra los recortes del gobierno de Tsipras.

Durante la misma un piquete de policías, guardacostas y bomberos griegos irrumpieron en la sede de Syriza en Atenas y ocuparon durante varias horas la entrada en protesta contra la reforma de pensiones y fiscal que se votaba en el Parlamento al día siguiente.

Tras dos horas salieron de la sede del partido y siguieron su protesta frente al edificio. “La reforma que se debate en el Parlamento elimina las pensiones para las viudas de policías que cayeron en acto de servicio”, dijo uno de ellos a un medio local.

Los representantes de los policías de las fuerzas de orden se pusieron en contacto con el ministro de Trabajo, Yorgos Katrúgalos, y con el ministro de Protección ciudadana, Nikos Toskas, quienes les ofrecieron garantías sobre la conservación de las pensiones de viudedad.

La portavoz de Syriza, Rania Svigu, dijo algo que no tiene desperdicio: “Los sindicalistas irrumpieron en la sede del partido y se quedaron durante dos horas. Se trata de un acto inadmisible. La presencia de fuerzas de policía en la sede de un partido de izquierdas recuerda periodos que nuestra democracia ha dejado atrás”.

A pesar de las protestas populares y las huelgas el gobierno de Syriza sigue haciendo lo que le mandaron los bancos europeos en el tercer rescate griego firmado a mediados del pasado año. Ha reducido las pensiones y ha aumentado los impuestos para rebajar el déficit en otros 5.400 millones de euros anuales.

En Grecia los policías, los guardacostas y los bomberos tienen derecho a afiliarse a un sindicato e incluso a manifestarse de uniforme, pero no tienen derecho hacer huelga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario