jueves, 5 de mayo de 2016

El partido laborista británico pone a Marx ‘de moda’

En setiembre del pasado año John McDonnell fue nombrado “ministro de finanzas en la sombra” del partido laborista, tras la elección de Jeremy Corbyn como secretario general de la organización.

A finales del año pasado eligió a la ONU para lanzar uno de sus primeros discursos. Se estaban celebrando varias sesiones para abogar por la “redistribución de la riqueza” y otras ideas “socialistas” del mismo calibre, como parte de la lucha contra el calentamiento del planeta.

Luego ante la BBC McDonnell aseguró lo siguiente: “Si observamos la mayoría de las instituciones que hoy enseñan economía, Marx se ha vuelto a poner de moda, porque la gente ha vuelto a sus análisis básicos de cómo funciona el sistema”.

“Si miramos a nuestro sistema capitalista, uno de sus analistas definitivos de su funcionamiento, sin entrar en su condena, o si está acertado o equivocado, sino los mecanismos de su maquinaria, como se formó y como se desarrollaría, fue Marx, desde luego”, declaró a la BBC.

McDonnell es como Varufakis para Syriza. Dentro de Gran Bretaña es un pez gordo. Si los laboristas consiguieran la mayoría, McDonnell sería una de las personas mas influyentes de Gran Bretaña. Ya dispone de una gran influencia en la política nacional.

Pero el partido laborista no asusta a nadie. Al fin y a la postre, para él Marx sólo sirve para “analizar” el capitalismo, no para cambiarlo. Además no es más que una moda, que tan pronto llega como se va.

Si Usted no es un laborista británico sino que se ha tomado a Marx en serio, la cosa cambia mucho. No se le ocurra levantar en público el fantasma de Marx porque le calificarán de antigualla.

Dedique su tiempo a analizar lo mal que van las cosas, y nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario