miércoles, 11 de mayo de 2016

Cuando en internet algo es gratis, la mercancía es Usted

La actividad de los dispositivos electrónicos de los usuarios (móviles, tablets, ordenadores) se guardan en los servidores del monopolio informático Google, que ha pasado de ser un buscador de internet a un centro de procesamiento de la información personal de los usuarios con fines de espionaje y de lucro.

Cuando en internet algo es gratis, la mercancía es Usted (*). El buscador de Google, los vídeos de YouTube, el correo de Gmail, los blogs o los mapas de Google, además de ofrecer un servicio gratuito, actúan también como procesadores de toda la información de la navegación por internet.

Con los datos de los usuarios es posible conocer la actividad detallada de cada uno de ellos, sus gustos, su voto, su puesto de trabajo, sus preferencias, sus necesidades, sus amistades...

La actividad de rastreo con diferentes fines (entre ellos, el espionaje) está descrita en el documento “Términos de uso y condiciones” de Google, que todo usuario de internet acepta sin haberlo leído.

Entre otras cosas, las búsquedas sirven para mostrarle al usuario publicidad de empresas, servicios y mercancías, incluso aunque Usted no quiera ver esa información en su navegador.

Google conoce todos los lugares que visitan los usuarios, una información que almacena en el Historial de Ubicaciones. Los usuarios que tienen una cuenta de Google pueden consultar toda su actividad en la red.

Para evitar convertirse en mercancía barata, lo primero que tiene que hacer el usuario es dejar de utilizar Google y pasarse a otro buscador. Si en internet hay tantos buscadores diferentes, si algunos de ellos no te convierten en una mercancía, a diferencia de Google, ¿por qué sólo utiliza uno de ellos? Pruebe algo diferente, como esto:

http://www.ixquick.com/esp
http://duckduckgo.com/
http://blekko.com/
http://search.yippy.com/
http://fefoo.com/
http://www.ask.com
http://www.teoma.com/
http://www.webcrawler.com/
http://ww-search.com/

Si es adicto a Google y no quiere desensgancharse, aún hay remedios para eliminar el acopio de información personal por parte de capitalistas desaprensivos.

Para preservar su intimidad personal, otra cosa que el usuario debe hacer es aprender a borrar periódicamente los datos que el navegador conserva, tales como el historial de navegación o las cookies.

Para convertir al usuario en mercancía barata, los monopolios informáticos se aprovechan de la ley del mínimo esfuerzo, el miedo al teclado, la tendencia a seguir siempre las mismas rutinas y el recurso a lo más cómodo. No sea vago. Si la intimidad le importa, atrévase a explorar nuevos caminos.

(*) http://www.abc.es/tecnologia/redes/abci-google-averigua-todo-google-sabe-201605062211_noticia.html

1 comentario:

  1. Por completar un poco mas la lista añado disconnect search:
    https://search.disconnect.me/

    Y recomiendo a todos los visitantes de esta web a que le echen un vistazo al navegador tor, pues incluye grandes funcionalidades en torno a la privacidad que no se podrian aplicar con un simple cambio de buscador:
    https://www.torproject.org/

    ResponderEliminar