martes, 17 de mayo de 2016

Bastante más que un chantaje al gobierno de Maduro

Otro medio venezolano que abunda en el reformismo latinoamericano publica un artículo de Pasqualina Curcio (*) sobre la escasez de alimentos en las tiendas. Su autora sugiere que pudiera tratarse de un chantaje por parte de la burguesía contra el gobierno de Maduro, otra medida de presión y otro golpe más de la reacción latinoamericana.

Evidentemente que se trata de algo más que un chantaje y evidentemente que la responsabilidad no es del gobierno bolivariano. Pero el hecho es que desde 2013 las tiendas están vacías y a muchos venezolanos la culpabilidad les importa menos que la disponibilidad de harina de maíz en sus fogones.

No se puede estar tres años diciendo a las masas que el gobierno no tiene la culpa, que los imperialistas juegan con el hambre y que la reacción especula con alimentos de primera necesidad. No se puede estar tres años largando un discurso detrás de otro y una protesta detrás de otra.

En 1918 en Rusia la burguesía hizo lo mismo. Creyó que podría doblegar a los obreros sometiéndoles mediante el hambre y que estos acabarían volviéndose contra su gobierno. El partido bolchevique no esperó tres años, organizó a los obreros en una milicia y la armó con fusiles de asalto. Se llamó “Cheka” que en ruso es la abreviatura de “Comisión Extraordinaria”, que se convirtió en el símbolo mismo del “terror” soviético porque no tardó en presentarse en los almacenes de los acaparadores, llevarse los alimentos y ponerlos a disposición de los hambrientos.

El hambre de las masas y el miedo de la burguesía son vasos comunicantes. En Rusia el hambre se sació llevando el miedo a quienes lo provocaban. Por el contrario, en Venezuela, en Brasil y en Latinoamérica en general la burguesía está envalentonada porque nadie le ha metido el miedo en el cuerpo.

El mayor crimen que puede cometer la burguesía de un país es jugar con el hambre y las necesidades de las masas, algo lo suficientemente serio como para presentarse en los almacenes y, además de requisar los alimentos, llevarse detenido al especulador y meterlo en la cárcel.

Es fácil de entender el envalentonamiento de la reacción venezolana. Si han tramado golpes de Estado y no han sufrido ninguna repercusión importante, ¿a qué tienen que tener miedo? Parece que los bolivarianos sólo saben responder con mítines y discursos, mientras sus enemigos han tenido todo el tiempo del mundo para reorganizarse y empezar a apretar las clavijas pacientemente. Es posible que los bolivarianos, como los brasileños, caigan finalmente por su propio peso, como un castillo de naipes, sin necesidad de golpes de Estado traumáticos.

(*) http://www.celag.org/venezuela-escasez-de-alimentos-o-chantaje-por-pasqualina-curcio/

5 comentarios:

  1. Excelente visión.

    ResponderEliminar
  2. otro que opina de venezuela desde fuera de venezuela. ¿donde están esos almacenes secretos con comida? ¿como acaba en un almace privado la comida que produce y distribuye el estado mediante empresas estatales?

    El problema es la crisis de producción y los bajos salarios que no motivan a nadie a producir por un salario que solo alcanza para comer durante 10-15 dias.

    Un saludo desde venezuela y si sabes la localización de esos almacenes mega-secretos te agradeceria que me pases las coordenadas.

    ResponderEliminar
  3. Ya que tú eres venezolano y conoces mucho mejor el terreno,deberías buscarlos tú mismo. El artículo de Curcio dice que las importaciones de alimentos no han descendido, por lo que en algún sitio están. Si son empresas publicas las que los producen, también deben estar en algún sitio, en manos de algún acaparador, porque el desabastecimiento ni es un problema económico, ni es tampoco puramente ocasional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. todo lo que se importa se debe pagar en divisa osea dolares. ¿sabes quien tiene dolares? los extranjeros y para comprar un pollo traido de Paraguay necesito dolares o euros.

      si supieras que a lo que el gobierno llama acaparador.. apuesto que en tu despensa hay más cosas de las que un "acaparador tiene" Usted cuando marcha a la tienda puede comprar lo que se le antoje porque todo se vende en la misma moneda con la que cobra su salario, acá para pagar lo de fuera se necesita DOLARES y el venezolano no cobra en dolares.

      Eliminar
  4. El PSV y su gobierno son los que aplican las politicas de ese socialismo que ellos llaman del siglo XXI, y tendrian que explicar su significado, socialismo solamente existe uno y seguirá existiendo siempre, que es el socialismo científico de Marx, de Lenin y de otros clasicos. Nadie se explica como un partido y su gobierno con todos sus poderes digan y redigan hasta la saciedad que que son bolivarianos y revolucionarios estando encima en el Poder, que medidas economicas de embergadura tomaron para que la burguesia y la totalidad de los capitalistas venezolanos no siguiesen teniendo el control en sus manos la economia del país?.
    ¿Porque no nacionalizaron los sectores economicos financieros y otros para noquear a la burguesia?, el probléma está en que tanto el Partido Socialista como el gobierno son más anti-imperialistas que socialistas, porque son anti-imperialistas si siguen firmando acuerdos comerciales con los EE.UU.? ¿porque estando en el poder tanto tiémpo no hay aplicada ningúna formula socialista real que empezase a liquidar a la burguesia poco a poco?, son muchas las preguntas y muy largo el analisis sobre Venezuela, pero lo que si está claro que si el partido PSV no cámbia de estratégia y va hácia los destinos del socialismo real perderá la grán partida, y pienso que va a llegar tarde si quiere hacer la revolución socialista, cosa que también dudo de que la hagan.

    ResponderEliminar