martes, 19 de abril de 2016

Mar Cabra: ha nacido una estrella

Cuando una periodista desconocida, Mar Cabra, pasa de entrevistar a ser entrevistada, algo interesante está ocurriendo en el mundillo de la “información”, tan sucio como cualquier otro: las finanzas, la política...

Mar Cabra es otro ejemplo de que el papel de los periodistas ha cambiado. Entre otras cosas, han dejado de ser intermediarios para ser protagonistas de la noticia y, como tales, entran en los bajos fondos del famoseo.

Pero las estrellas no son, se hacen o, mejor dicho, alguien las hace y las fabrica. Vean el siguiente titular deslumbrante de un periódico: “Mar Cabra: la periodista española que hace temblar a los defraudadores”(*).

De repente una intrépida reportera sale del anonimato para poner al capital financiero contra la pared y el protagonismo no pertenece al capital financiero sino a la reportera. Como el “Caso Watergate”, al cabo de los años sólo nos acordamos de los nombres de Bernstein y Woodward.

Los intrépidos reporteros son los protagonistas de la noticia por otro motivo que la propia Mar Cabra explica estupendamente bien: WikiLeaks es “una organización cuya misión era servir como canal para publicar filtraciones en bruto; nosotros somos periodistas que damos sentido a los datos”.

Ya no hay “medios”. Los periodistas no son “canales” a través de los cuales fluye la información hacia los lectores: su papel es “dar sentido a los datos”, dice Cabra, es decir, darle todo hecho a los lectores, digerido y masticado. Que no necesiten pensar por sí mismos, pero sobre todo, que no conozcan los datos sino sólo su “sentido”.

De la misma manera que los cantantes necesitan programas como “La Voz” para llegar a ser famosos, los periodistas necesitan tertulias, como “Al rojo vivo” para lograr el mismo objetivo. Es un tipo de “informativos” que lo mismo fabrican políticos, como Iglesias, que partidos políticos, como Podemos, o periodistas, como Mar Cabra, estrechamente ligados a los anteriores.

Mar Cabra es una periodista cooptada por el imperialismo nada más terminar su carrera. No sabemos por qué tipo de méritos, pero el imperialismo le concedió una beca Fullbright para estudiar en la Universidad de Columbia, en Nueva York para traer a España el nuevo estilo periodístico gringo.

El imperialismo no sólo se impone con sus misiles sino también con su periodismo y a través del “Consorcio Internacional de Periodistas”, Mar Cabra forma parte del despliegue hegemonista de Estados Unidos en el mundo, por lo que llegará muy lejos. Sin ninguna duda.

Lo mismo que a García Ferreras, el director de informativos de La Secta, a Mar Cabra tampoco le importa mentir para “dar sentido a los datos”. Ferreras se burla de que quienes afirmamos que es Estados Unidos quien ha desatado la campaña de los “Papeles de Panamá” y Mar Cabra le secunda diciendo que el gobierno de Obama no les financia.

En contra de quienes mostramos nuestra extrañeza por ver tan pocos gringos en los “Papeles de Panamá”, también dijo que pronto van a desvelar algunos nombres más. Es posible que se trate de personajes de la talla de Cocodrilo Dundee, el actor Paul Hogan, que también guardaba sus ahorros en Panamá.

¡Qué escándalo! Aquí nos sentimos indignados y pedimos un boicot: cuando emitan sus películas por la tele, cambien de canal y pongan “Al rojo vivo”. Además de cocodrilos podrán ver también caimanes y los datos tendrán mucho más “sentido”.

(*) http://noticias.lainformacion.com/espana/mar-cabra-la-periodista-espanola-que-hace-temblar-a-los-defraudadores_HjONbkOB8Fa6mz1ucnjkl3/

No hay comentarios:

Publicar un comentario