jueves, 21 de abril de 2016

Los ‘Papeles de Panamá’ descubren los bajos fondos del espionaje español

El espía y abogado Javier de Vega
Aunque los noticiarios lo sigan tratando de tapar, entre quienes se han quedado con el culo al aire están los espías españoles del CNI, cuyos fondos y redes también aparecen en los “Papeles de Panamá” a través del abogado madrileño Francisco Javier de la Vega Jiménez, a quien se ha hecho pasar dentro del mismo paquete de Mario Conde.

El abogado De la Vega es un eslabón del espionaje español que fue detenido el 12 de abril junto a Mario Conde por orden de la Audiencia Nacional. Curiosamente, de todos los detenidos fue el único quiso declarar ante la Guardia Civil y ya hay quien tiene miedo a que declare más de la cuenta.

Como tantos otros abogados, De la Vega está especializado en ocultación de los movimientos internacionales de fondos y creación de sociedades fantasma en todo tipo de paraísos, una tarea imprescindible para cualquier servicio de espionaje.

La Audiencia Nacional le acusa de haber creado la red de sociedades en el extranjero con las que la familia Conde blanqueó 13 millones de euros. Pero además de ocultar esos fondos, De la Vega estaba encargado de crear sociedades opacas en el extranjero para el CNI con las cuales los espías españoles mueven los fondos necesarios para sus operaciones encubiertas.

Ahora el CNI teme que De la Vega hable más de la cuenta y con quien no debe, en primer lugar con el propio Mario Conde, ya que ambos comparten celda en la cárcel de Soto del Real, cerca de Madrid.

El espionaje tampoco sabe muy bien qué va a ocurrir con los ordenadores de su abogado, requisado por la Audiencia Nacional. El contenido de los documentos digitales y correos electrónicos puede resultar embarazoso. En el registro de su despacho, la Guardia Civil localizó además 160.000 euros en metálico.

El CNI ya se vio seriamente comprometido por Mario Conde en 1995, cuando el jefe de la Agrupación Operativa del espionaje, el coronel Juan Alberto Perote, entregó al banquero información secreta sobre la guerra sucia contra las organizaciones armadas, como ETA o los GRAPO. La información le sirvió a Conde para negociar un acuerdo con el gobierno del PSOE: silencio a cambio de impunidad.

El entonces presidente de Banesto pidió 14.000 millones de pesetas (84 millones de euros) y el cese de todos sus procesos judiciales para ocultar las informaciones sobre la participación del gobierno de Felipe González en más de 30 asesinatos cometidos por los GAL.

El pasado 21 de enero De la Vega fundó una sociedad dedicada a consultoría de gestión empresarial, a la que bautizó con el nombre de Cyrity.

Reaparece por medio la nieta de Franco

En enero de 2014 el ayuntamiento madrileño de Torrejón de la Calzada (7.900 habitantes), gobernado por el PP, contrató a dedo a dos de las numerosas empresas del espía-abogado, que llegó al municipio de la mano del empresario Luis Miguel Rodríguez García-Rivera, amigo del alcalde, Eusebio García Gómez.

A este capitalista la Agencia Tributaria le sigue los pasos por fraude fiscal. Es muy conocido por ser la pareja de la nieta de Franco, Carmen Martínez Bordiú. Además en Madrid le conocen por ser el propietario de Desguaces La Torre. Le llaman “El rey de la chatarra”.

El espía-abogado ha defendido al alcalde de Torrejón de la Calzada en los pleitos judiciales que los tribunales le han abierto en los últimos años, por delitos tales como prevaricación y coacciones y otros.

Una de las empresas a cuyo nombre se adjudicaron los contratos es Sistemas Globales Corporativos. Entre los hombres de paja que figuran como directivos suyos está Luis Miguel Triguero Gómez, que aparece con 4.032 cargos en sociedades inscritas en el Registro Mercantil.

Antes de que el abogado se convirtiera en su administrador, ocupaba el cargo Francisco Javier Romero Pumar, que también era administrador de la empresa británica Higher, perteneciente a la red de Mario Conde.

El espía que asesora a la mafia armenia

No es la primera vez que el espía-abogado va al calabozo. En septiembre del año pasado los Mossos d’Esquedra le detuvieron en una redada contra el blanqueo de capitales de la mafia armenia que se desarrolló en Barcelona y Madrid.

Cumplía con su especialidad: la creación del entramado empresarial que el grupo mafioso que dirigía el padrino Arthur H. había utilizado para canalizar decenas de millones de euros desde hacía más de diez años.

Entonces los Mossos detuvieron al capo y a 9 personas más, la mayoría miembros de su familia.

El abogado blanqueaba el dinero procedente de los negocios ilegales de los grupos mafiosos de Europa del este y que el padrino reciclaba a través de los negocios legales preparados por el abogado.

Mario Conde, ‘copyright’, reservados todos los derechos

En 2011 el banquero registró su nombre y primer apellido en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea para comercializar con productos alimentarios, de droguería, farmacéuticos y sanitarios. El registro estará en vigor hasta finales de 2021. Su abogado también es su representante.

Así se cierra el círculo... de momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario