miércoles, 27 de abril de 2016

El crimen perfecto: las cláusulas suelo

Ayer los 16 magistrados del Tribunal de Justicia de la Unión Europea escucharon las alegaciones de los representantes del Estado español y los abogados del BBVA, Caja Sur y Banco Popular en defensa de una causa perdida de antemano: la legalidad de las cláusulas suelo que incluyeron en sus contratos hipotecarios.

Las cláusula suelo limitan la revisión de los intereses de las cuotas anuales al euríbor entorno al 3 por ciento y al 4 por ciento. Hasta el Tribunal Supremo español tuvo que reconocer en mayo de 2013 que es una estafa de “guante blanco”, que es como cualquier otra estafa, con una primera diferencia: los chorizos se libran de la cárcel.

La banca española también ha arrojado la toalla. Da por hecho que las cláusulas suelo son nulas y ahora empiezan a echar números. ¿Cuánto dinero habrá que devolver?

Aquí viene una segunda diferencia, para que vean que hay chorizos de primera y de segunda. Si se hubiera tratado de una estafa vulgar y corriente, el estafador tendría que devolver todo el dinero que ha robado, pero aquí hablamos de bancos y el Tribunal Supremo les ha hecho un regalito: no tendrán que devolver todo el dinero, sino sólo una parte, empezando a contar desde la fecha en la que dictó sentencia.

Es la mejor demostración de que sí existe el crimen perfecto y de que los criminales se salen con la suya cuando los jueces son sus cómplices.

Para justificar lo injustificable los cómplices de la banca en el Tribunales Supremo dijeron que la devolución del dinero “podría poner en riesgo la solvencia del sistema financiero”, algo que los jueces no pueden admitir porque están al servicio de la banca y no de los miles de estafados por ella

Cuando burlándose de las propias leyes el Tribunal Supremo se pone al lado del estafador y no del estafado los manuales de expertos constitucionales lo llaman “independencia judicial”. Un chiste.

La agencia de calificación de riesgos Moodys ha estimado que la estafa es del orden de unos 5.269 millones de euros, que podrían incrementarse en otros 4.474 millones, si el Tribunal de Justicia de la Unión Europea obliga a los bancos españoles a devolver todo el dinero robado y no sólo una parte.

A partir de ahí se ponen el marcha los trucos de todos los mafiosos, al más puro estilo Chicago años 20. El Banco de España publicó ayer un informe en el que asegura que si la devolución de todo el dinero robado supondría poner en riesgo la estabilidad de toda la eurozona. Empiezan, pues, las presiones, los chantajes y el pánico contra los jueces, incluso contra los europeos.

El Banco de España y el Estado entero -faltaría más- están con los bancos a pies juntillas, aunque lo tienen complicado. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya se ha pronunciado en otras ocasiones contra el choriceo de la banca española.

Los abogados de la Comisión Europea también se han pronunciado a favor de que los bancos devuelvan toda la pasta que han robado y en julio del año pasado la Comisión Europea ya cuestionó la sentencia del Tribunal Supremo español de mayo de 2013.

En España ha habido muchos juicios por atracos a bancos, pero casi ninguno cuando el que atraca es el banco. Hace un mes un Juzgado de Madrid volvió a declarar nulas las cláusulas suelo de 40 bancos en bloque. El atraco se ha acabado. Ahora veremos si los ladrones devuelven todo el dinero o se quedan con una parte del botín... con ayuda de los jueces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario